International Sports

Tigres sufrió pero es campeón

Jugadores de los Tigres celebran después de la victoria sobre los Pumas en la final en México el domingo pasado.
Jugadores de los Tigres celebran después de la victoria sobre los Pumas en la final en México el domingo pasado. Agencia EFE

En una final de infarto, los Tigres de la Universidad de Nuevo León, se coronaron campeones de la Liga MX tras derrotar a Pumas en Ciudad Universitaria en tanda de penales, luego que el encuentro terminara 4-1 a favor del local.

Este marcador, emparejó la victoria de 3-0 que había obtenido Tigres en el partido de ida y por consecuencia, obligó a definir al campeón a través de la serie de tiros de castigo luego de los 90 minutos regulares y los 30 suplementarios.

Todo hacía suponer que la experiencia del técnico Ricardo “Tuca” Ferretti y la de sus jugadores iban a imponerse para manejar este partido con cierta tranquilidad, teniendo en cuenta el cómodo resultado que ostentaban como ventaja. Sin embargo, el orgullo de los Pumas empujados por su propia gente que colmó el estadio CU, puso a Tigres en un estado de desesperación que lo tuvo al borde de la derrota.

Como se esperaba, Pumas salió a buscar el partido desde el arranque y aunque no lo hizo con orden, se mostró ambicioso con algunas llegadas que no inquietaron demasiado a su rival. Con el transcurso de los minutos, Tigres emparejó las acciones y comenzó a controlar el partido tratando de bajarle el ritmo que quería imponer su rival.

Finalizando el primer tiempo, y luego de un centro desde la derecha que propició un rebote, Eduardo Herrera remataba a la red para poner a Pumas arriba en el marcador y para entregarle un voto de esperanza a toda a la afición de Ciudad Universitaria.

En la segunda mitad, y a los nueve minutos de haber comenzado, un cabezazo de Matías Britos aumentaba la ventaja y la motivación en el cuadro local y que puso a su afición al borde del delirio. Con mucho por jugar, Pumas se sintió confiado de poder alcanzar el milagro y presionó a un Tigres desconcertado que intentaba enfriar el partido y matar tiempo, mientras su técnico daba desesperadas indicaciones a sus jugadores para que no se desconcentren.

Lo mejor estaba por venir, y luego de algunas aproximaciones de peligro, el recién ingresado Silvio Torales a tres minutos del final, anotaba el 3-0 con un certero cabezazo que dejó casi parado al arquero Nahuel Guzmán. A ese punto la capacidad de reacción de Tigres era nula que solo trató de esperar que finalizara el tiempo suplementario para tomarse un respiro y reacomodar sus piezas luego del mazazo recibido. Sin embargo casi inmediatamente después del gol y cuando ya todo parecía enfilado hacia el alargue, la mano salvadora de Guzmán impidió el cuarto gol de Pumas tras un cabezazo de Fidel Martínez. En la misma jugada, y luego de un despeje, los locales se quedaron con 10 hombres por la expulsión de Eduardo Herrera.

El tiempo suplementario no fue menos emocionante que lo que pasó en tiempo regular y fue donde el francés Andre Gignac acortó diferencias con un gol de un soberbio gesto técnico. Y ya en el final del alargue y tras una desinteligencia en la defensa de Tigres, Gerardo Alcoba aprovechó una pelota que no pudo ser bien despejada para poner el 4-1 que obligaba a los penales.

El dramatismo volvió tomar vida y la definición desde los 11 pasos tuvo como ganador a Tigres que completó la faena con perfecta puntería al momento de rematar, mientras que Pumas desaprovechó dos disparos (uno desviado y el otro contenido por el arquero Guzmán).

De este modo, el conjunto de Monterrey obtuvo su cuarta estrella y pudo vengar las últimas dos finales perdidas, una frente a América del año pasado por la liga mexicana y la otra frente a River Plate de Argentina por la final de la Copa Libertadores de América. Para el técnico Tuca Ferretti también fue su cuarto título como entrenador en el fútbol mexicano (Torneo Verano 1997 con Guadalajara, Clausura 2009 con Pumas, Apertura 2011 y Apertura 2015 con Tigres).

Pumas tuvo un muy buen torneo regular, pero en la liguilla sufrió altibajos muy marcados y se notó la falta de experiencia de algunos de sus jóvenes para disputar este tipo de partidos. Tigres por el contrario, no comenzó bien el torneo pero pudo cerrar con efectividad su clasificación a la liguilla que la jugó con mucha autoridad, a excepción de este último partido que se lo vio desconocido.

Tanto Tuca Ferretti, como el técnico de Pumas, Guillermo Vázquez, no realizaron conferencia de prensa al término del partido.

  Comments