Opinion

Reforma migratoria, propuesta ganada para nuestra economía

Durante la junta más reciente, el presidente Obama y Janice Brewer, la gobernadora de Arizona, acordaron en el desacuerdo sobre la controversial ley migratoria. Pero puede haber problemas, de valores básicos a asuntos económicos básicos, donde los americanos encuentran intereses mutuos en la inmigración.

Casi todos están de acuerdo que nuestro sistema está grandemente dañado y no ayuda a nadie bien, ya sean nativos de o inmigrantes, documentados o indocumentados. De hecho, los únicos beneficiados del estatus quo son los inescrupulosos empleadores contratando a trabajadores que puedan explotar y pagar poco.

El sentido común de la reforma comprensiva de inmigración será que más inmigrantes podrían contribuir a este país, promoviendo una recuperación a la economía donde todo americano podrá compartir.

Después de todo, los inmigrantes hacen su parte y mucho más que eso, fortalecen la economía generando empleos y contribuyendo a los impuestos. Así como los asesores del consejo de economía reportó, que los inmigrantes desplazan por lo menos $37 mil millones anualmente a la economía, para el beneficio de los americanos nativos nacidos aquí y los recién llegados que se les parece. Los americanos nacidos en el extranjero se cuenta uno de diez personas con su propio negocio, y estos negocios serán parte del motor en la recuperación de nuestra economía.

Pero, ¿qué pasa con los inmigrantes sin autorización? Lo mucho que se sabe es que vienen a trabajar duro y participan en la economía. Hombres indocumentados tienen la tarifa más alta de participación en manos de obra defíciles. El noventa y cuatro por ciento están trabajando o buscando empleos, comparado con el 83 por ciento de hombres nativos nacidos aquí. La gran mayoría de trabajadores indocumentados pagan impuestos: La oficina del Seguro Social calcula que tres cuartos de inmigrantes no autorizados pagan impuestos en sus sueldos aunque no son eligibles para obtener un cheque del Seguro Social.

El verdadero problema es que es casi imposible para muchos trabajadores indocumentados que han vivido, trabajado y pagado sus impuestos en este país hacerse legales.

  Comments