Opinion

México tiene su propio problema 'Arizona'

Uno de los argumentos más frecuentes de los que apoyan la ley antiinmigrante de Arizona es que no es la grán diferiencia de lo que México hace con los inmigrantes indocumentados centroamericanos, o lo que muchos países latinoamericanos hacen con sus inmigrantes ilegales. Es un argumento fuerte y en parte es verdad.

Legalmente, es controversia engañosa, porque la ley de Arizona nos puede llevar a la descriminación racial que la ley de México. En realidad, sin embargo, México tolera abusos contra indocumentados inmigrantes de Centro y Sur América y eso es igual de malo si no que hasta peor.

Comencemos con las leyes. Una reciente historia de Washington Times decía que "bajo la ley mexicana, la inmigración ilegal es una felonía, castigada hasta por dos años en prisión. Inmigrantes que son deportados e intentan reentrar pueden ser encarcelados por 10 años."

El artículo del 3 de mayo citaba al republicano Ted Poe, de Texas, llamó a la crítica del gobierno mexicano hacia la ley de Arizona "hipócrita" porque las leyes de inmigración de México "más duras que la de los Estados Unidos." Se le preguntó acerca de los castigos durante su visita a Washington hace dos semanas, el presidente mexicano Felipe Calderón le dijo a la CNN, "Eso era verdad, pero ya no lo es." Calderón manifestó que la ley de inmigración fue cambiada en el 2008, y que todos los castigos duros contra los indocumentados inmigrantes los habían quitado.

En comparación, la ley de Arizona requiere que la policía pida documentos de inmigración a cualquier persona detenida por cualquier razón legal. Pero los que apoyan esta ley dicen que la ley de Arizona es mucho más generosa ante los indocumentados inmigrantes que en México.

  Comments