Opinion

California perdió su gracia para UC y CSU

Los estudiantes protestan por las altas tarifas. El personal docente se lamenta por los recortes en la instrucción. Los administradores se quejan de que el estado sea un socio de financiamiento en quien no se puede confiar para las universidades de dos y cuatro años en California.

Es tiempo de dejar las quejas atrás y avanzar hacia las soluciones. Irónicamente, California está a punto de llegar -- la palabra celebrar ciertamente no sería la apropiada -- al 50 aniversario del Plan Maestro para Educación Superior.

Ese plan de 1960 hizo el compromiso de que "todos los californianos deberían de tener la oportunidad de recibir una educación universitaria."

El plan hizo de California un modelo nacional.

  Comments