Opinion

Obama y Chávez de recreo escolar

Mary Sánchez es una columnista de página de opinión para The Kansas City Star. Los lectores pueden escribirle a: Kansas City Star, 1729 Grand Blvd., Kansas City, Mo. 64108-1413, o por correo electrónico en msanchez@kcstar.com.

¿Recuerda cuando estaba en la primaria? Esos primeros días cuando tenía que resumir las cosas rápido, hacer algunas amistades, ¿y esperar que ningún acosador y sus amigos quisieran darle una golpiza en el recreo?

Bueno, un desafío similar le esperaba a Barack Obama en la Cumbre de las Américas, una reunión de líderes del Hemisferio Occidental que se hace cada cuatro años.

Casi todos se fueron con una bolsa de regalos.

Los críticos de Obama se fueron con una resplandeciente nueva imagen con la cual lo van a regañar por ser demasiado suave cuando se trata de diplomacia. El público de los Estados Unidos obtuvo un nuevo artículo de más ventas. Nueva Jersey obtuvo una isla. Y un conductor maestro dentro de todo esto, Hugo Chávez de Venezuela puso a prueba su infalible habilidad para atraer la atención a sí mismo.

El sistema de culpabilidad inmediatamente se puso en alerta después de la noticia del encuentro entre Obama y Chávez. Mitt Romney hizo una crítica infantil de las destrezas de Obama, calificándolo de "tímido" por lo que en realidad fueron nada más que presentaciones iniciales bien razonadas.

Newt Gingrich se fue a las exageraciones, predicando en la televisón matutina, "En todas partes de América Latina, los enemigos de los Estados Unidos van a utilizar la fotografía de Chávez sonriendo y reuniéndose con el presidente como prueba de que Chávez es ahora legítimo, de que es aceptable."

¿Qué hubiera sido más apropiado? ¿Escupirle la cara a Chávez?

  Comments