Opinion

Jinete merece disculpa del estado

Víctor Valenzuela es un inmigrante de México que está viviendo el sueño americano: Él es un exitoso contratista de Wilton; graduó de la Universidad Estatal de California en Sacramento; es propietario de Mi Sueño, un rancho en donde él perfecciona sus destrezas de jinete; y, participa con su familia – esposa y tres hijos – en su pasión por compartir la tradición del charro mexicano con otras personas.

Sin embargo, alguien en la agencia estatal Franchise Tax Board, no ve a Valenzuela como lo vemos nosotros. Al parecer, a alguien no le pareció bien que Valenzuela y su grupo de jinetes a caballo participaran en el evento Chili Cook-Off and Happy Trails Parade de Winton el pasado mes de septiembre.

Como dato, Valenzuela y su grupo, como siempre lo han hecho, llevaban consigo las banderas de EE.UU. y de California en la formación apropiada. La fundación que patrocinó el evento recibió un correo electrónico de un empleado de la agencia estatal sugiriéndoles que se deshicieran de Valenzuela y de su grupo.

“Parece que usted simpatiza con la inundación de extranjeros ilegales que están robándose nuestra identificación para cometer evasión de impuestos sobre ingresos. Como usted sabe, hay graves multas para los que a sabiendas contratan extranjeros ilegales. Le sugiero que quite la bandera extranjera de su desfile y se disculpe con los ciudadanos patriotas de la comunidad.”

Creemos que las únicas disculpas que se deben hacer son primeramente la del empleado, y después la del estado por permitir que se envíen comentarios racistas en el correo electrónico de un empleado. Según muestra una historia del Sacramento Bee, Susan Ferriss portavoz de la agencia estatal, dijo que la acción del empleado fue inapropiada pero no dijo si se había tomado una acción disciplinaria.

Quizá ayude a sanar este daño una disculpa por parte del Gob. Arnold Schwarzenegger, quien al igual que Valenzuela es inmigrante él mismo.

  Comments