Stockton

latinos y asiáticos crecen en población

STOCKTON — Las familias latinas y asiáticas siguen impulsando el crecimiento de la población del Condado de San Joaquín, según datos del censo de los Estados Unidos publicados este mes.

Más del 55 por ciento de los residentes del condado viene de los dos grupos étnicos. En Stockton, casi el 62 por ciento de la ciudad es asiática o latina.

“En términos de esta comunidad y su diversidad, Stockton es tan rico y atractivo,” dijo Inés Ruiz-Huston, coordinadora del programa de extensión de la comunidad latina de la Universidad del Pacífico.“Es el futuro. Es el futuro de Estados Unidos.”

Desde el año 2000, San Joaquín ha sido un condado “minoría-mayoría.” Los últimos datos del censo muestran la nación con más de 300 de estos condados.

La tasa de crecimiento general del condado es de 1.7 por ciento y supera con creces el estado y la tasa nacional es de 1.1 por ciento. El Departamento de Finanzas de California muestra la tasa acelerándose a más de 2 por ciento para el 2015 y permanecer así durante las próximas dos décadas.

Se proyecta 810,000 habitantes en el 2020 y más de 1 millón en el 2030. La población latina, en poco menos de 300 mil hoy en día, se espera que lleve ese crecimiento más a través de las tasas de natalidad que la inmigración.

Negocios latinos y de propiedad asiática también siguen creciendo y ayudan a impulsar la economía del condado. Más de uno de cada seis empresas es propiedad de un latino, y ese número es más que uno de cada cinco en Stockton.Las cifras del censo que cubren desde el 2010 a julio del 2012 muestran que más de 100,000 asiáticos viven en el Condado de San Joaquín. Los blancos no hispanos constituyen el 35.4 por ciento de la población total de la comarca y el 22.9 por ciento de Stockton.

“Me encanta estar aquí,” dijo, Reyna Menera de 28-años de edad, cliente madrugadora del supermercado Rancho San Miguel. “Me gustan las tiendas, la gente, el pueblo.”

Escogiendo con cuidado los tomates para una receta de sopa en la sección de verduras iluminada de la tienda ubicada en Dr. Martin Luther King Jr. Boulevard y Airport Way.Menera es graduada del Instituto Weber, y asistió a la preparatoria Edison High School. Es madre de dos hijos y nació en Tijuana, México.

Ella planea continuar su educación en San Joaquín Delta College y espera un día trabajar en el sistema de justicia penal.

“Otra de las razones que me encanta estar aquí es la oportunidad para la educación,” dijo. “Me gradué de la preparatoria con honores. Estoy orgullosa de eso. Todavía no he terminado.”Ruiz-Huston, de 41 años, llegó al Pacífico de una posición similar en la Universidad de Florida. Ella es originaria de Portland, Oregón

“Hay una riqueza de diversidad aquí y una dinámica única,” dijo. “Todo el mundo contribuye a una comunidad que es la meca de muchas diferentes empresas y organizaciones. Se trata de una gran comunidad de pruebas piloto.

“Es hora de que nuestra nación celebre y abrase la diversidad.”Carlos Valenzuela se mudó a Stockton hace 10 años para comprar una casa y criar a su familia. Vino del norteño estado mexicano de Sonora.

“Me gusta estar aquí,” dijo. “Creo que es un buen lugar. Tengo un buen trabajo y buenos amigos. Jugamos fútbol en el parque McKinley.

“Nos mantenemos alejados de los malos. Hacemos las cosas durante el día, no por la noche. No hay fiestas. Mi barrio es bueno ahora, la policía, da vueltas más seguido.”Valenzuela, de 40 años, trabaja de jardinero, y su trabajo lo lleva a todo el norte de California. Le gusta volver a casa a Stockton.

“Me gusta. Mi familia está aquí. Mis amigos. ¿Cómo está mi inglés? Bueno, eh?”

  Comments