Stockton

Previenen al público de estafas

SACRAMENTO -- Socorro Espinosa llegó a California desde su natal Colombia hace 8 años con la idea de iniciar una nueva vida.

Lo primero que hizo fue informarse sobre todo lo relacionado con su estancia migratoria en el país ya que sólo contaba con un permiso de trabajo temporal. Su meta era legalizarse para quedarse a vivir en el país pot tiempo indefinido.

Consultó a varios abogados quienes la aconsejaron sobre las opciones que tenía para arreglar su situación pero desafortunadamente ella no contaba con los medios económicos suficientes para estar pagando continuamente por los servicios de abogacía.

Hace tres meses, Espinosa vio un anuncio afuera de un supermercado en donde se aseguraba que se proveían servicios de inmigración y se garantizaba la ciudadanía para cualquier persona que acudiera a una cita en determinado hotel de la ciudad.

"Al llegar ahí me atendió un tipo muy bien vestido, con buen uso de palabra y quien me aseguró que yo podría lograr la ciudadanía en cuestión de una semana; solo tenía que pagarle $5,000 en efectivo; sin dudarlo le dije que regresaría con el dinero en tres días," explicó Espinosa.

Ella hizo de todo en esos tres días; vendió su auto, muebles, pertenencias y prácticamente se quedó sin nada con tal de conseguir el dinero.

A los tres días regresó al mismo hotel con el dinero y el sujeto le comentó que su ciudadanía estaría lista en dos días.

"Al regresar por mi supuesta ciudadanía cuál fue mi sorpresa al enterarme que en ese hotel ya no se encontraba ese hombre, su oficina se veía como abandonada y nadie me supo dar razón; continué yendo los próximos días pero nada, había desaparecido," dijo Espinosa.

Esta fue sólo una de las historias que decenas de personas afectadas por este tipo de casos presentaron la semana pasada en una reunión sostenida por la Oficina del Servicio de Inmigración en Sacramento.

La intención de esta reunión fue la de acercar a las personas con el servicio de inmigración para que conozcan y sepan lo que deben de hacer antes de caer víctimas de personas sin escrúpulos que se aprovechan de la comunidad inmigrante.

"Estamos tratando de eliminar las barreras que existen entre nuestra institución y la comunidad; queremos que las personas sepan que estamos aquí para ayudarles y facilitarles los trámites migratorios," dijo Mariela Melero, Directora de Enlace Público del Servicio de Inmigración y Ciudadanía.

Además de las personas que acudieron a la reunión sostenida en las oficinas de ciudadanía, la comunidad también tuvo la oportunidad de participar vía telefónica y por Internet.

Melero comentó que una de las estafas más comunes de que son víctimas los inmigrantes es la confusión de la palabra 'notary' ya que en los países de Latinoamérica un notario puede ejercer las funciones de un abogado pero en los Estados Unidos no.

"En los Estados Unidos un notario sólo tiene la autoridad para notarizar documentos pero nunca de hacer trámites migratorios, eso sólo le compete a los abogados autorizados; este tipo de defraudadores ganas cantidades millonarias en solo días aprovechándose de la ignorancia de la gente," explicó Melero.

Melero agregó que una de las regiones en el estado en donde la gente es mayormente víctimas de estos estafadores es en el Valle Central por lo que desde ahora están poniendo especial énfasis en esa área.

Agregó que es muy difícil capturar a este tipo de personas inescrupulosas pero las oficinas de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos y las oficinas de inmigración trabajan en conjunto para dar con el paradero de esas personas.

Los defraudadores generalmente estafan a las personas con entre $3,000 y $5,000 -- aunque se han sabido de casos en que se han desfalcado a personas hasta por $20,000.

Otra de las estafas más comunes es respecto a la lotería de visas en donde los defraudadores hacen creer a las personas que ganaron una visa para trabajar legalmente en los Estados Unidos y con tan solo pagar cierta cantidad de dinero el gobierno le hará llegar sus documentos.

"Muchas personas reciben correos electrónicos diciendo que se han ganado un visa de trabajo ante lo cual las personas lo creen y pagan miles de dólares para al final no recibir nada," expresó Melero.

Mande correo electrónico a: mmartinez@vidaenelvalle.com

  Comments