Sacramento

Migrantes reciben una mano

SACRAMENTO -- A sus 58 años de edad, Jesús Estrada la semana pasada logró uno de sus más anhelados sueños: obtener su certificado de preparatoria.

Estrada, quien de niño llegó a California de su natal Zacatecas, tuvo que dejar sus estudios de preparatoria en México debido a que sus padres le pidieron que trabajara para ayudar económicamente a la familia.

Sin más opciones, su familia al poco tiempo emigró a California. Aquí, Estrada empezó a laborar en la agricultura, oficio que realizó por más de 30 años.

Pero en su mente siempre se quedó vivo el anhelo de algún día concluir su educación de preparatoria y quizás continuar con sus estudios en la universidad.

"Pues he cumplido mi deseo que desde hace tanto tiempo he estado buscando; muchas veces me desanimaba y pensaba que eso ya no sería posible pero ahora me doy cuenta de que todo es posible sin importar la edad. Lo que importa son las ganas que le pongas a todo lo que quieres lograr," dijo Estrada, padre de cinco hijos.

Pero las ambiciones de Estrada no se limitan sólo a haber obtenido su certificado de preparatoria pues desea obtener sus estudios universitarios. "Me gustaría estudiar algo de administración y pondré todo mi empeño por lograrlo ya que quiero mejorar mi vida y la de mi familia," agregó el residente de Stockton.

Estrada fue uno de 62 estudiantes que la semana pasada se graduaron del programa High School Equivalency Program (HEP por sus siglas en inglés) en una ceremonia realizada en la Universidad Estatal de California, Sacramento.

"Yo agradezco la oportunidad que este programa me ha brindado. Cuando yo era más joven nunca le di importancia a la educación pero con el tiempo me di cuenta de que sin una educación uno nunca va a poder conseguir un buen trabajo, siempre se te van a cerrar las puertas," dijo Iván Cruz, otro de los graduados.

Alexander González, presidente de la Universidad Estatal de Sacramento, fue el invitado de honor a la ceremonia y quien agradeció y felicitó a los graduados por su gran esfuerzo y dedicación para concluir su educación.

"Este es un día especial ya que celebramos sus logros, sus objetivos de toda una vida. Gracias por esta enorme contribución que ustedes han hecho para el bienestar de California," les dijo González.

El programa High School Equivalency Program fue fundado en 1993 gracias a las contribuciones del Centro de Recursos Cultural de la universidad y la Educación Universitaria. Su misión es otorgarles a los adultos que laboran en el campo la oportunidad de concluir sus estudios.

Otras 44 escuelas a nivel nacional cuentan con el mismo programa y misión.

"Al ver a tanto paisano aquí presente me doy cuenta del mal negocio que significa la inmigración; uno puede ver la pérdida que significa para México el hecho de que ustedes hayan tenido que dejar su país y venir a cosechar frutos en este país," les dijo Carlos González Gutiérrez, cónsul de México en Sacramento.

Agregó que todos los estudiantes presentes son un ejemplo de orgullo y ambición ya que con su ejemplo no sólo ilustran a sus hijos y familias sino también a los que sirven a México en el exterior.

Los requisitos para participar en este programa son que los alumnos sean mayores de 17 años y que tanto ellos como sus padres hayan trabajado por lo menos 75 días en la agricultura dos años antes de solicitar.

Las clases son totalmente gratuitas y consiste en 5 áreas de estudio del GED tanto en inglés como en español. Las clases se ofrecen en las siguientes escuelas del Norte de California: Woodland Community College; la primaria Anderson Elementary en Dixon; la preparatoria Winters High School; el Worknet Center en Lodi; y, El Concilio de Stockton.

Las clases se abren cada semana y tiene una duración de seis meses. El programa está diseñado para recibir a 180 estudiantes. Hasta ahora el programa ha ayudado a 3,000 estudiantes desde 1993.

Mande correo electrónico a: mmartinez@vidaenelvalle.com

  Comments