Sacramento

Policia en la mira

SACRAMENTO -- El 17 de julio Aristeo Vásquez caminaba con su familia por la calle Simon Terrace de West Sacramento cuando se detuvo a presenciar una pelea callejera que protagonizaban dos grupos de personas.

A los pocos minutos, llegaron varias patrullas y todas las personas involucradas en la pelea corrían para esconderse de la policía.

Repentinamente, un policía se acercó a Vásquez, quien permanecía como a unos 50 pies de la escena, y le ordenó, tanto en inglés como en español, que se tirara al piso y pusiera sus manos en la nuca.

"Al principio no entendí lo que el policía me pedía pero a la segunda vez lo hice sin oponer ningún tipo de resistencia e inmediatamente me empezó a golpear con la macana; una vez en el estómago y otras en la espalda y piernas," dijo Vásquez, de 30 años de edad.

La esposa de Vásquez, con su hijo en brazos, al ver lo que estaba sucediendo se acercó al policía a rogarle que dejara a su esposo ya que él no era parte de la pelea pero el agente la empujó y ella quedó en el suelo inconsciente.

"Fue terrible ver a mi esposa y a mi hijo en el suelo mientras este policía me golpeaba, fue un acto total de injusticia," comentó Vásquez.

Mientras el policía golpeaba a Vásquez, uno de los testigos, Jesús Castro Haro, se encontraba grabando lo acontecido con su teléfono celular, por lo que el policía se acercó a él, le confiscó su teléfono y lo arrestó. Ahora Castro Haro enfrenta cargos de deportación.

Después de este incidente, un grupo de activistas latinos de West Sacramento realizaron la semana pasada una conferencia de prensa afuera del edificio del ayuntamiento en donde criticaron el exceso de fuerza policial y calificaron el agravio como un acto de discriminación racial.

"Creemos que este fue un acto de violencia innecesaria y de discriminación en contra de nuestra comunidad. Y esto no es nada nuevo en West Sacramento a tal grado que mucha gente de otras ciudades cercanas no quieren venir aquí por todo lo que sucede con la policía," dijo Frank González, activista comunitario.

Por su parte, el Departamento de Policía de West Sacramento dio a conocer el reporte del oficial sobre el caso, el cual difiere de la opinión y comentarios de Vásquez.

De acuerdo al reporte, la policía se vio en la necesidad de usar el exceso de fuerza debido a que Vásquez mostró resistencia y peleó en contra de los oficiales.

Después de que la policía realizó una investigación sobre el caso, Vásquez fue arrestado bajo sospecha de complicidad y por poner en riesgo la vida de un menor de edad.

Todo el incidente -- incluyendo el audio -- fue grabado desde una cámara de vídeo ubicada en una de las patrullas.

También el reporte señala que el policía le pidió a Vásquez poner las manos en alto pero éste no hizo caso. Entonces el policía se fue contra él propinándole tres golpes con su macana en la parte de atrás de su pierna izquierda ante lo cual quedó sometido.

Debido a los cargos que ahora enfrenta, Vásquez contrató los servicios del abogado Anthony Palik, quien lo representará en la audiencia que se llevará en su contra aproximadamente en dos meses más.

Según Palik es evidente que hubo un uso excesivo de fuerza por parte de la policía al pegarle tres veces con la macana al sospechoso y está dispuesto a demostrarlo ante un juez.

También Palik representará a Castro Haro, quien enfrenta cargos de supuesta intoxicación al momento de la escena, a pesar de que él ha alegado que sólo se encontraba ahí grabando con su teléfono celular la trifulca.

Palik comentó que él ya tiene el teléfono celular de Castro Haro en sus manos y que pronto tendrá acceso al contenido y ver qué fue exactamente lo que sucedió.

Mande correo electrónico a: mmartinez@vidaenelvalle.com

  Comments