Sacramento

Movimiento contra la Proposición 7

SACRAMENTO — Más de 250 organizaciones de California, incluyendo una gran cantidad de líderes y asociaciones latinas, han mostrado su rechazo a la Propuesta 7 por considerar que lejos de beneficiar a los negocios de energía eléctrica los destruirá.

Esta propuesta busca que las compañías privadas de energía eléctrica aumenten la producción de energía renovable en un 2 por ciento al año, lo cual aumentaría la producción en un 40 por ciento para el 2020 y un 50 por ciento para el 2025.

La idea original de esta iniciativa es del multimillonario de Arizona Peter Sperling quien asegura que para ponerla en efecto los precios de la electricidad aumentarán para los consumidores en un 3 por ciento y así será hasta que las empresas involucradas en construir nuevas plantas de energía renovable recuperen su inversión.

Tanto Sperling como Jim González, un consultor político de San Francisco, son lo que han contribuido, casi en su totalidad, con los recursos económicos para apoyar esta propuesta con casi 7.4 millones de dólares.

Aunque a simple vista esta propuesta es buena debido a que California sería el primer estado en la nación en utilizar energía limpia, sus opositores consideran que perjudicará la economía familiar.

"Quizás esta propuesta tiene muy buenas intenciones ya que está buscando reducir los contaminantes en el ambiente y así mejorar la calidad del aire pero el costo para el consumidor es muy alto por lo que se debe de buscar un balance entre medio ambiente y el impacto económico para las familias," dijo Hilda Delgado, portavoz de la campaña Latinos en contra de la Propuesta 7.

El principal problema para Delgado es que esta propuesta está mal diseñada y por lo mismo provocará un gran conflicto desde un punto de vista comercial, legal y hasta burocrático.

De acuerdo a Delgado de aprobarse la medida, el costo de la electricidad aumentará hasta 300 dólares anuales para las familias, lo que significa que se pagarían hasta 30 dólares más al mes.

Por el lado político-legal, la propuesta crearía un caos ya que durante el tiempo que esté vigente, dos tercios de la Legislatura estatal tendrá que votar para hacer cualquier cambio.

"Esto solo creará una gran burocracia," aseguró Rubén Guerra, presidente de la Asociación de Negocios Latinos. "Lo único que se logrará es que cuando se necesite hacer un cambio a la ley no se logre en el corto tiempo lo cual puede traer graves consecuencia."

Betty Jo Toccoli, presidenta de la Asociación de Pequeños Negocios de California, comentó que actualmente los consumidores aún pagan casi 1 billón de dólares al año por la última crisis de energía en el estado por lo que aumentar los precios sería devastador tanto para los negocios como para las familias.

"Nosotros no queremos que otra crisis de energía aumente los precios de la electricidad, la cual será mucho más cara ahora que quieren aumentar los precios por una propuesta pobremente escrita," dijo Toccoli.

En sentido contrario hay otro gran número de organizaciones que apoyan esta propuesta y se basan básicamente en que la misma traerá más trabajos a la comunidad.

Una de las más fervientes apoyantes es Dolores Huerta, líder campesina en California, quien señaló que la gran ventaja es que esta propuesta obliga a las compañías a invertir en infraestructura para crear energía limpia y renovable.

"La oposición se debe a que muchas de las grandes empresas de energía no quieren invertir en la creación de estaciones para producir energía limpia pero, afortunadamente ya hay una ley que las obliga," dijo Huerta.

Huerta también aclaró que otra de las ventajas es que se crearán miles de empleos en el estado gracias a que se construirán terminales que ayuden a convertir energía limpia, con lo cual los más beneficiados será la comunidad al no tener que respirar aire contaminado.

De acuerdo a la campaña en pro de esta propuesta en el estado se crearán más de 37,000 nuevos empleos los cuales serán muy bien remunerados.

Será en las próximas elecciones del 4 de noviembre cuando los votantes de California decidan el futuro de esta propuesta.

  Comments