Modesto

Kermes atrae a las familias del área

CERES -- La temperatura estaba casi en los cien grados pero las ganas de pasarse un momento divertido y familiar eran más fuertes que el calor del 6 de agosto.

"Ojalá estos eventos fueran más seguido porque hace falta llevar a la familia a otros lugares que no sean el remate o la iglesia los fines de semana. Mis hijos están felices jugando y nosotros viendo la variedad y comiendo," dijo Santiago Jaime, padre de familia y residente de Patterson.

Fuera de cualquier festividad religiosa y por vez primera en el Condado de Stanislaus, se realizó una Kermes comunitaria en la que hubo juegos para los niños, bailes folklóricos, comida tradicional, música, baile, mercado de agricultores e información de programas y recursos de agencias y organizaciones locales.

"Me ha gustado todo lo que vi. Pensé estar un rato nada más pero ya tenemos como tres horas aquí," dijo la residente de Empire Leonor Cuesta, de 34 años, quien llegó acompañada de su mamá y sus dos hijos para conocer los precios de las frutas y verduras. Ellos se quedaron a ver la demostración de la Unidad Canina de la Policía de Ceres y después al Ballet Folklórico Anáhuac.

Organizada por el Comité de Promotoras y Trabajadores Comunitarios del Valle Central Norte, la kermes reunió los esfuerzos de 16 agencias locales, el mercado de agricultores de Ceres, grupos culturales y puestos de artesanías y manualidades que dieron el toque colorido y ameno al evento.

En las instalaciones de la preparatoria Central Valley High School y con el patrocinio de Ceres Partnership for Healthy Children, Central California Regional Obesity Prevention Program y Visión y Compromiso Red Estatal de Promotoras, la kermes ofreció juegos y actividades gratuitas para los menores de edad y también se rifaron tarjetas de regalos, membresías a gimnasios, juguetes y artículos para el hogar donados por las agencias y puestos de vendedores participantes.

Uno de los espectáculos más aplaudidos fue el Baile de los Viejitos de Torrecillas, Michoacán y la participación de los niños del Ballet folklórico Tlakillotle de la Parroquia de San Judas de Livingston; pero quienes pusieron a bailar a grandes y chicos fueron las demostraciones de zumba de Clarita Hernández, promotora juvenil de Oakdale, la instructora Michiko de Ceres y los bailes terapeutas del comité local de promotoras.

También participaron la cantante Christina Ávalos y el Indio Yaqui Salvador Moreno con un ritual-bendición que impresionó a los asistentes por su mensaje y significado centrado en la importancia y sacralidad de la mujer como creadora de vida.

"Para mí fue como haber estado cuatro horas en la fiesta de mi pueblo en México, con la familia y viendo los bailes, los puestos y la comida, sin gastar mucho dinero y divirtiéndonos sanamente," dijo Sara Bucio, residente de Keyes.

  Comments