Merced

Menchú dedica su premio a los que luchan por la paz; defensores de los derechos humanos

La ganadora del Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú Tum, quien ganó el honor hace 26 años, fue tratada como una estrella de rock durante su aparición en la UC Merced para ser honrada con el Premio de Alice y Clifford Spendlove en Justicia Social, Diplomacia y Tolerancia. Menchú Tum dedicó el premio de $ 10,000 a quienes aún luchan por los derechos de los indígenas.
La ganadora del Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú Tum, quien ganó el honor hace 26 años, fue tratada como una estrella de rock durante su aparición en la UC Merced para ser honrada con el Premio de Alice y Clifford Spendlove en Justicia Social, Diplomacia y Tolerancia. Menchú Tum dedicó el premio de $ 10,000 a quienes aún luchan por los derechos de los indígenas. mortizbriones@vidaenelvalle.com

La ganadora del Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú Tum, quien ganó el honor hace 26 años, fue tratada como una estrella de rock durante su aparición en Merced para ser honrada con el Premio Alice y Clifford Spendlove en Justicia Social, Diplomacia y Tolerancia el 6 de noviembre en el Centro de Arte Kamangar en el Teatro Merced.

Menchú Tum dedicó el reconocimiento, que incluye un premio monetario de $10,000, a quienes aún luchan por los derechos humanos de los indígenas.

“Yo esta noche quiero dedicar este premio a los luchadores por la paz, quiero dedicar este premio a los defensores de derechos humanos,” dijo Menchú Tum durante su discurso de aceptación del premio que fue establecido en UC Merced en 2005, y que es posible gracias a un generoso regalo de la nativa de Merced Sherrie Spendlove en honor a sus padres, Alice y Clifford.

Menchú Tum rindió homenaje a Alice y Clifford Spendlove deseando que ellos vivan “muchos años en la memoria de la humanidad.”

MENCHU MOB 649.JPG
La ganadora del Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú Tum, quien ganó el honor hace 26 años, fue tratada como una estrella de rock durante su aparición en la UC Merced para ser honrada con el Premio de Alice y Clifford Spendlove en Justicia Social, Diplomacia y Tolerancia. Menchú Tum dedicó el premio de $ 10,000 a quienes aún luchan por los derechos de los indígenas. María G. Ortiz-Briones mortizbriones@vidaenelvalle.com

El premio reconoce a un académico, autor, artista o ciudadano de renombre que ejemplifica en su trabajo, la entrega de justicia social, la diplomacia y la tolerancia en las diversas sociedades locales y globales. El destinatario sirve como modelo e inspiración para los estudiantes, profesores, personal y la comunidad que rodea a UC Merced.

“Este premio es un testimonio más que hay personas maravillosas que luchan por la dignidad humana,” dijo Menchú Tum, quien se ha dedicado a la justicia social desde su adolescencia, cuando se unió a las actividades de reforma social y se hizo prominente en el movimiento por los derechos de las mujeres. “La educación, debe ser una educación para la vida.”

Menchú Tum es la 12ª ganadora del premio.

Entre los ganadores pasados están Winona LaDuke, una activista de comunidades indígenas de renombre internacional; Anita F. Hill, profesora de derecho, política pública y estudios de mujeres; Viola Gregg Liuzzo, una activista blanca de los derechos civiles afroamericanos que fue asesinada por el Ku Klux Klan en Alabama en marzo de 1965; Peter Balakian, un poeta ganador del Premio Pulitzer 2016 y una voz destacada en el reconocimiento del genocidio armenio; Cruz Reynoso, un ex abogado de Justicia y Derechos Civiles de la Corte Suprema de California que ha pasado su vida luchando por los derechos de los inmigrantes; Jimmy Carter, ex presidente de los Estados Unidos que hizo de la búsqueda global de los derechos humanos básicos una plataforma central en su administración; entre muchos otros.

“Normalmente cuando se recibe un premio es de mucha felicidad, es de mucha alegría,” dijo Menchú Tum, quien su activismo atrajo a la oposición y su familia fue acusada de participar en actividades de la guerrilla, castigada y asesinada. “Y esa alegra, es lo que todos deseamos en el mundo.”

“¿Por qué? Porque los humanos queremos ser felices y queremos que todo lo que hagamos sea parte de una memoria colectiva. Y esa memoria colectiva es lo que queda finalmente nosotros somos transitorios en este mundo,” dijo Menchú Tum quien ha vivido exiliado durante años en México, donde aprendió inglés, español y algunos idiomas mayas, ayudó a liderar huelgas y manifestaciones de trabajadores agrícolas y ayudó a enseñar a la población campesina indígena a resistir la opresión militar masiva.

MENCHU MOB 720.JPG
La ganadora del Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú Tum, quien ganó el honor hace 26 años, fue tratada como una estrella de rock durante su aparición en la UC Merced para ser honrada con el Premio de Alice y Clifford Spendlove en Justicia Social, Diplomacia y Tolerancia. Menchú Tum dedicó el premio de $ 10,000 a quienes aún luchan por los derechos de los indígenas. María G. Ortiz-Briones mortizbriones@vidaenelvalle.com

“Ninguna persona vive mas que un árbol. Ninguna persona es dueña de todo, pero su ejemplo es la huella, es el camino que debe quedar para toda la humanidad,” agregó Menchú Tum, la cual su trabajo como organizadora de esfuerzos para resistir la opresión en Guatemala y defensora de los derechos de los pueblos indígenas le valió el Premio Nobel de la Paz en 1992 y el Premio Príncipe de Asturias en 1998.

“Entonces, lo que dejamos como ejemplo, es lo que más vive en la humanidad,” dijo Menchú Tum, autora del trabajo autobiográfico ‘Cruzando Fronteras.’

Menchú Tum es Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO y se postuló para presidenta de Guatemala en 2007 y 2011. También narró una película sobre las luchas de los mayas llamada “Cuando las montañas tiemblan” y es el tema de un libro titulado “Yo, Rigoberta Menchú”. Ella a veces regresa a Guatemala para defender la causa de los campesinos indígenas, pero las amenazas de muerte la mantienen en el exilio.

“Este premio es muy importante, no solo para mí, pero es muy importante para Guatemala,” dijo Menchú Tum.

El Comité de Selección del Premio Spendlove está presidido por Jill Robbins, Decana de la Escuela de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes, e incluye un representante de la familia Spendlove o una persona designada; un estudiante de pregrado, un estudiante graduado; un miembro de la facultad y representantes de la comunidad UC Merced.

María G. Ortiz-Briones: 559-441-6782, @TuValleTuSalud

  Comments