Fresno

Dr. René Ramírez realiza su sueño

El sueño del Dr. René Ramírez de llegar a ser doctor empezó cuando estaba en la preparatoria. Ahora ese sueño es una realidad.

Ramírez, de 32 años, es uno de los 97 médicos residentes que se graduaron del Programa de Educación Médica de UCSF Fresno, el 13 de junio en el Teatro William Saroyan.

Según Brandy Ramos Nikaido, director de relaciones con los medios de UCSF Fresno, el programa gradúa a aproximadamente 90 médicos al año de sus programas para médico residente y médico interno.

“Estamos muy orgullosos de todos nuestros graduados,” dijo el Dr. Gene Kallsen, decano asistente interino en UCSF Fresno.

“Nuestros médicos están mejorando el acceso a la salud y al cuidado de la salud al instruir a la próxima generación de médicos, investigando asuntos de salud que son de importancia a los residentes del Valle, ayudando a la comunidad y suministrando el muy necesitado cuidado,” dijo Kallsen. “Su éxito es nuestro éxito y les deseamos lo mejor.”

El programa de educación médica prepara a los residentes para llegar a ser especialistas en tres o cinco años, dependiendo de la especialidad. El programa de residencia, que por lo general dura uno o dos años, ofrece entrenamiento específico más allá del programa de internado en el área de especialización, como cardiología, dijo Ramos Nikaido.

Ramírez, quien es el médico residente encargado en el programa de medicina de emergencia, es uno de los médicos que forman el 30 por ciento del grupo de médicos que se quedarán en el Valle de San Joaquín para ejercer, dijo Ramos Nikaido.

“Todos saben que hay una falta de médicos en el Valle,” dijo Ramírez de su decisión de quedarse en Fresno para ejercer la medicina de emergencia. “No hay suficientes doctores para satisfacer la necesidad del Valle.”Y con la implementación de la Ley de Cuidado Asequible, Ramírez dijo que la necesidad de médicos va a ser aún mayor en lo que la gente obtiene acceso a seguro médico.

Ramírez, quien es el primero de su familia en ir a la universidad, dijo que él quería ejercer la medicina de emergencia porque la sala de emergencia “es el lugar a donde toda la gente acude en algún momento.”

Él dijo que la sala de emergencia es “punto decisivo de entrada al hospital. Se necesita la ayuda y estamos allí para ayudar.”

Él añadió que para algunas personas, la visita a la sala de emergencia es el último recurso para buscar cuidado médico ya que pudieran no tener seguro médico.

Ramírez, quien nació en Fresno y creció en Kerman, se graduó de la Preparatoria Kerman en 1998 como el presidente de la clase. Él fue a la Universidad Estatal de California en Fresno y obtuvo su licenciatura en biología molecular y celular en 2003. Se mudó a Pensilvania para asistir a la Escuela de Medicina de la Universidad Drexel en Filadelfia. Él regresó a California en 2009 para hacer su residencia en Fresno.

Ramírez será parte del personal del Departamento de Medicina de Emergencia de UCSF Fresno en agosto.Cuando él estaba estudiando para su licenciatura en Fresno State, Ramírez fue parte del Programa para Oportunidades en Carreras en la Salud (HCOP), el cual es una sociedad entre el Centro Latino para Educación en Medicina de UCSF Fresno y Fresno State, para preparar a los estudiantes a ser solicitantes competitivos en las escuelas de profesiones en la salud, según comentó Nikaido.

“El HCOP abrió mis ojos a lo que estaba disponible en términos de carreras de la salud,” dijo Ramírez.UCSF Fresno, institución que fue establecida en 1975, es una escuela clínica de la Universidad de California en San Francisco.De acuerdo a Ramos Nikaido, UCSF Fresno juega un papel vital en proveer servicios de cuidado de la salud a los residentes del Valle, entrena a los profesionales de la medicina en la región, conduce investigaciones que atienden los problemas de salud regionales y prepara a un grupo de estudiantes para carreras en la salud y la medicina.Ramírez dijo que más programas de entrenamiento como el de educación médica de UCSF Fresno en el Valle, pudieran ayudar a atender el problema de la falta de médicos en el Valle.

Él dijo que los estudios han demostrado que los médicos que están en entrenamiento tienden a quedarse en la comunidad donde hacen su residencia.

Ramírez añadió que Fresno es un gran lugar, una “gema oculta” para ejercer la medicina.Él dijo que los pacientes llegan con enfermedades raras que la mayoría de los médicos residentes de otras áreas solo leen en libros de texto.

Ramírez dijo que en otros programas del país los médicos residentes se gradúan con menos experiencia que los de Fresno porque solo pueden hacer procedimientos en laboratorios para habilidades con cadáveres o en un ambiente de simulación.

“Nosotros obtenemos más experiencia,” dijo Ramírez.Su meta final es la de “ser un buen esposo, un buen padre, un buen médico y proveer cuidado de calidad a los pacientes.”

Ramírez está casado con la Dra. Verónica Ramírez, una pediatra de Fresno que también asistió a Fresno State con su esposo. Ella fue a la Escuela de Medicina de la Universidad Drexel y se graduó del Programa de Medicina de UCSF Fresno el año pasado. Ellos tienen dos hijos.

Send e-mail to:mortizbriones@vidaenelvalle.com

  Comments