Fresno

Reporte: Latinos están impactados por aire contaminado

María Arévalo, residente de Fresno, no necesita de un monitor para la calidad del aire para saber cuándo el aire del Valle de San Joaquín está severamente contaminado. Su salud, y la de sus hijos, son los más fuertes indicadores de la calidad del aire local.

Dos de los seis hijos de Arévalo sufren de asma severa. El asma de uno de los niños se empeora cuando la calidad del aire está particularmente contaminada, como lo estuvo la semana pasada cuando los niveles de ozono llegaron a límites insalubres en múltiples ocasiones.

La misma Arévalo estuvo en cama durante dos días debido a un ataque de alergías que le causaba dolor en los ojos, la cabeza y la garganta. Debido a que no tiene seguro médico, su única opción es comprar medicamento para las alergias en la farmacia.

Pero las experiencias de la familia de Arévalo con la contaminación del aire y los problemas de salud que con estos se asocian, no son algo único.

La mitad de todos los latinos en California enfrentan riesgos de salud debido a que viven en condados que tienen aire contaminado, según revela un nuevo estudio, 'U.S. Latinos & Air Pollution' (Los Latinos en los Estados Unidos y la Contaminación del Aire), realizado por el Consejo de Defensa a los Recursos Naturales, la Coalición Nacional Latina en Cambio Climático, el Centro para Progreso Americano, y la Federación Nacional de la Vida Silvestre.

A nivel nacional, casi uno de cada dos latinos vive en las 25 ciudades más contaminadas con ozono del país.

De las diez ciudades y regiones más contaminadas con ozono en el país, ocho están en California y seis incluyendo Bakersfield-Delano, Visalia-Porterville, Fresno-Madera, Sacramento-Arden Arcade-Yuba City, Hanford-Corcoran, y Merced -- están en altamente latino Valle de San Joaquín.

La contaminación del aire puede llevar a un mayor riesgo en enfermedades respiratorias, entre ellas el asma, el cáncer de pulmón y la bronquitis crónica, y puede contribuir a la muerte prematura.

Los latinos son especialmente vulnerables a estos problemas relacionados con la contaminación, ya que más de una cuarta parte de ellos vive vive en la pobreza a nivel nacional, y casi uno de cada tres no tiene seguro médico, indica el reporte.

El reporte pide que haya políticas más estrictas para la calidad del aire, incluyendo un estándar de más protección en cuanto el ozono, lo cual pudiera evitar miles de muertes prematuras, ataques de asma, visitas al hospital y a la sala de emergencias, ataques al corazón, y días perdidos en la escuela y el trabajo. La administración Obama anunció a principios de este mes que retrasaría una revisión al actual estándar de ozono.

Las conclusiones del estudio no sorprendieron al Asambleísta Henry T. Perea, demócrata de Fresno.

Debido a la economía y a la mala planeación del uso de la tierra, la gente de color tiende a vivir en las comunidades pobres que están más cargadas con contaminación, pero no debería de ser de esta manera, dijo él.

"La gente de color con frecuencia vive en las partes más pobres de la comunidad, donde se tienen muchos problemas de justicia ambiental en existencia," dijo él, haciendo notar que muchas de las comunidades de color están ubicadas cerca de las autopistas, plantas de aprovechamiento de grasas animales, o basureros.

  Comments