Fresno

Padres aprenden del Internet

RAISIN CITY -- Cuando Juanita Mendoza manejaba de regreso de Los Ángeles por el tramo de monaña a principios de este verano, un amigo de la familia le llamó a su teléfono celular para pedirle que participara en un curso gratuito en el que aprendería a usar computadoras e internet.

Juanita -- quien no sabía como prender una computadora -- decidió inscribirse a pesar de la intimidación que con frecuencia siente con las computadoras y con la nueva tecnología.

Siete semanas después, Mendoza no solo podía prender la computadora sino que también podía navegar por internet y ante el asombro de sus hijos adolescentes, también puede enviar mensajes electrónicos a los maestros de sus hijos para asegurarse de que están entregando sus tareas, están sacando buenas calificaciones, "y que no se meten en problemas," dijo ella.

La madre de familia de Raisin City, tiene dos hijos adolescentes de 14 y 16 años, y ha trabajado como secretaria en el campo médico durante más de 20 años.

Ella ha llenado formularios, ha hecho llamadas telefónicas y ha entregado recados a sus compañeros de trabajo. Ni una sola vez a tocado una computadora.

"Yo sé cómo ser una secretaria, pero cuando se trata de computadoras, tengo demasiado miedo para acercármeles. No puedo expresar cuánto miedo tengo de que vaya a hacer algo mal y la computadora simplemente se descomponga," dijo Mendoza de 50 años de edad.

Este verano, ella y otros 15 padres de familia fueron los primeros de su comunidad en inscribirse para los cursos gratuitos de internet ofrecidos como parte de la Iniciativa Un Millón de Nuevos Usuarios de Internet (NIU) de California.

La iniciativa fue lanzada el 6 de mayo por parte de varias organizaciones no lucrativas con el propósito de informar sobre los recursos y las oportunidades que hay disponibles por internet y para ayudar a las familias a establecer puntos de acceso digital con las escuelas de sus hijos y con otras organizaciones no lucrativas en donde se pueden llevar a cabo entrenamientos, y se pueden usar al máximo los recursos existentes.

Mendoza decidió no ir a la clase sola el primer día. Ella convenció a su hermano menor, Lucas de 47 años para que la acompañara.

"Él es un experto en computadoras. El traerlo fue una gran idea para que me ayude si me atoro en algo durante el proceso de aprendizaje. También sabía que era bueno que viniera conmigo para que pudiera aprender algunas cosas nuevas," dijo Mendoza.

Cuando NIU estaba buscando ideas para que las familias pudieran obtener lo más posible del programa, ellos se fijaron en Raisin City, una comunidad agrícola de 380 que es 100 por ciento latina.

Es aquí donde muchas familias no tienen una computadora, mucho menos acceso a internet. Los organizadores de NIU pensaron que el Valle Central sería un buen lugar para lanzar el programa. El Superintendente del Distrito Escolar Unificado de Raisin, Juan Sandoval, puso la biblioteca de la escuela a la disposición para las clases nocturnas, y los padres de familia se reunieron tres veces por semana para asistir a sesiones de dos horas.

La ceremonia de graduación fue el viernes pasado.

"Esto es algo sin precedente para el Valle Central. Aquí tenemos a padres de familia que tienen mundos de oportunidad simplemente a la espera de que ellos los abran con sus dedos, aunque ellos no saben como hacerlo," dijo Larry Ortega, presidente y director ejecutivo de Community Union, una organización no lucrativa con sede en el Este de Los Ángeles.

El programa tiene el propósito de enseñar a los padres de familia a usar la computadora, tener acceso a internet, usar el correo electrónico y Skype.

Ortega dijo que es importante que los padres de familia latinos aprendan lo básico de las computadoras y después aprendan sobre el internet para que puedan estar al tanto de los recursos que hay disponibles para ellos.

  Comments