Fresno

Daños colaterales

FRESNO -- Lo primero lo que pensó Fernando Suárez del Solar la mañana del 11 de septiembre del 2001 fue en su hijo, Jesús, quien apenas estaba empezando su 'boot camp' como infante de marina en Pendleton.

"Me estaba bañando y escuché el grito de la mamá de mi hijo," dijo Suárez del Solar sobre esa mañana cuando terroristas atacarón los Torres Gemelos en Nueva York en el Pentagono en Washington, D.C.

"Ví la televisión y veo las torres," dijo Suárez del Solar, pensando que fue un accidente.

Más tarde en su trabajo, él escuchó las noticias de los ataques terroristas.

Suárez del Solar entendió que su hijo no iba a ir a Iraq.

La última vez que él vio a Jesús fue en febrero del 2003.

"Me dijo que lo iban a mandar a Iraq," recordó Suárez del Solar el jueves pasado durante una visita a Fresno para apoyar la marcha de paz en el décimo aniversario de los ataques terroristas. "Él me dijo que no iban a guerra, que sólo iban a asustar a Hussein."

Jesús falleció el 27 de marzo del 2003 cuando él pisó una bomba en Iraq.

Desde ese día, Suárez del Solar se ha dedicado a hablar contra las guerras en Iraq y Afganistán, especialmente con los jóvenes latinos. Su hijo, Jesús, recibió su tarjeta verde después de su muerte.

No valió la pena, dijo Suárez del Solar.

"Mi hijo recibió su tarjeta verde, pero nosotros los latinos no fuimos bienvenidos en los departamentos de policía," dijo Suárez del Solar.

El papá dice que desde los ataques terroristas, los inmigrantes latinos han sufrido mucha discriminación en los Estados Unidos.

"Estamos bajo ataques," dijo Suárez del Solar, quien ha llevado su mensaje a varias universidades y escuelas en todo el país.

Él siempre no puede dejar ir la memoria de su único hijo, quien tenía 20 años cuando falleció. Él dejo una esposa y bebé.

Suárez del Solar fue a Iraq donde colectó arena. Mezcló la arena con tierra de México, donde Jesús nació, y la usó cuando sembró un árbol de pirul en el parque Kit Carson, cerca de la preparatoria San Pascual High School en Escondido donde su hijo fue.

Hoy, el árbol ha crecido de 3 pies de altura a 18 pies. El árbol fue sembrado el 14 de febrero del 2004, o según Suárez del Solar, "el día del amor."

Suárez del Solar también organizó el Proyecto Guerrero por la Paz. El grupo está activo en temas de inmigración y de los latinos.

Suárez dio su apoyó a la Marcha por la Paz en sábado pasado en Fresno aunque no se quedó para la marcha.

Organizadores dijieron que los Estados Unidos deben de salirse de las guerras en Iraq y Afganistán porque el costo ha llegado a casí $4 trillones.

"Estos factores han contribuyido a la recesión," dijo Stan Stanos.

Mande correo electrónico a: jesparza@vidaenelvalle.com

  Comments