Fresno

Residentes reaccionan a multa

Los defensores por justicia ambiental de la comunidad agrícola de Kettleman City reaccionaron con emociones encontradas a la noticia que la Agencia de Protección al Ambiente de los Estados Unidos (U.S. EPA) hizo la semana pasada de que multó a Chemical Waste Management con cerca de $1 millón por no haber manejado adecuadamente los desechos en su controversial Planta de Kettleman Hills.

"A simple vista, es bueno que de hecho estén poniendo en vigor una acción," dijo Maricela Mares-Alatorre, residente de Kettleman City, comunidad que fue afectada por un inexplicable brote de nacimientos con defectos entre 2007 t 2010.

"Pero al mismo tiempo, como que me pone a pensar -- se nos ha dicho todos estos años que (la planta) es segura, que no hay nada de malo en ella, que no afecta a la salud humana -- pero no es segura, de otra manera no estarían tomando acción en su contra."

"Yo creo que es una espada de dos filos. Estamos felices de que se tome alguna acción, pero esto solo aumenta los temores una vez más."

El acuerdo es resultado de una investigación conjunta realizada por U.S. EPA y el Departamento de Control de Sustancias Tóxicas de California en febrero 2010.

La investigación encontró que el laboratorio de la planta no había seguido los procedimientos adecuados para control de calidad desde 2005, de acuerdo al comunicado de prensa de EPA.

"Hubo faltas significativas en el laboratorio de Chemical Waste Management que pusieron en peligro la habilidad de la compañía para analizar con precisión los desechos tóxicos que se descartan en su planta," dijo el administrador regional de EPA, Jared Blumenfeld en una declaración.

La investigación también encontró registros que indican que la planta trabajó con desechos que no cumplían completamente con los estándares de la planta, y con desechos peligrosos de sustancias lixiviadas de la planta sin asegurarse de que satisfacían los estándares para tratamiento, según datos en el comunicado.

No hay evidencia que sugiera que las violaciones en que incurrió la planta hayan presentado un peligro a las comunidades cercanas, ni a los empleados de la planta, según datos de EPA. Pero esa declaración le infunde poca confianza a Mares-Alatorre.

Entre 2007 y 2010, hubo 11 bebés que nacieron con defectos en el área de la Ciudad de Kettleman, y tres de ellos murieron. Una investigación estatal de 2010 no encontró ninguna causa en común para los nacimientos con defectos.

El mismo día que se publicó la noticia de EPA sobre la multa, otra madre de familia de Kettleman City fue a dar a luz a un bebé que se esperaba naciera sin una parte de su cerebro, dijo Mares-Alatorre.

"Contrario a la creencia popular de que (los defectos de nacimiento) hayan dejado de suceder, en realidad no ha dejado de pasar," dijo ella.

El acuerdo exige que la planta de Kettleman Hills pague una multa de $400,000 y use cerca de $600,000 para cumplir con las leyes ambientales, según datos de EPA. De igual manera, la planta debe de utilizar los servicios de un laboratorio externo por lo menos durante dos años para verificar que sus desechos peligrosos satisfacen los estándares de tratamiento antes de que sean depositados en la planta, entre otras condiciones.

Eso es aparte de una multa por $300,000 que la EPA le dio a la compañía en noviembre 2010, por no haber manejado apropidadamente los PCBs causantes de cáncer dentro de la planta.

Estas multas recientes llegan al tiempo en que Waste Management tiene una propuesta pendiente para extender la planta de desechos peligrosos en Kettleman Hills.

Para Mares-Alatorre, la acción que se tomó recientemente comprueba que la propuesta para extensión de Waste Management debe de ser negada.

"Cuando ellos están tratando de asegurar permisos para extensión, (las multas) también nos dejan ver una vez más, que ellos no pueden ser responsables de más basura, ya que no obviamente, ellos no pueden ni manejar lo que ya tienen," dijo ella.

Pero Jennifer Andrews, vocera de Waste Management, dijo que el acuerdo y la multa no son indicativos del manejo en general de la planta.

"Aunque no estamos de acuerdo con los resultados de EPA, el acuerdo nos permitirá avanzar con un entendimiento en común para prácticas de manejo de desechos peligrosos aceptables que nos permitan cerrar varios asuntos complejos de regulación," dijo Andrews en una declaración.

  Comments