Fresno

Gobierno planea una operación para deportar a más familias de indocumentados

Una mujer ayuda a su hijo a trepar la valla fronteriza que divide a México y Estados Unidos en mayo en el tramo de Puente Negro, en Ciudad Juárez. El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció la deportación de “millones” de indocumentados el lunes pasado.
Una mujer ayuda a su hijo a trepar la valla fronteriza que divide a México y Estados Unidos en mayo en el tramo de Puente Negro, en Ciudad Juárez. El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció la deportación de “millones” de indocumentados el lunes pasado. Agencia EFE

El Gobierno aseguró la semana pasada que lanzará una operación para aumentar las deportaciones de familias indocumentadas que han recibido órdenes de expulsión, pero no aclaró si esa misión está relacionada con la amenaza del presidente Donald Trump de echar del país a “millones” de inmigrantes sin papeles.

“Si estás aquí ilegalmente, tienes que ser expulsado. Y en este caso, eso incluye a familias,” dijo el director en funciones del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés), Mark Morgan, en una rueda de prensa telefónica.

Morgan, que apenas lleva unas semanas en el cargo, no reveló cuándo tendrá lugar la operación ni sus dimensiones y tampoco aclaró si esa operación es la que citó Trump en su tuit del lunes, cuando aseguró que ICE empezará la próxima semana un proceso para deportar a “millones” de indocumentados.

Pero el jefe de ICE afirmó que su agencia envió cartas en febrero a unas 2.000 familias de indocumentados que habían llegando recientemente al país, fueron sometidas a un juicio exprés, quedaron sujetas a órdenes de deportación y fueron informadas de que tenían que cooperar con las autoridades migratorias para abandonar voluntariamente el país.

El funcionario insinuó que si esas familias no cooperaron en marzo con ICE para irse del país, como se les pidió en las cartas, los agentes podrían tratar ahora de encontrarlas y deportarlas.

También recordó que ICE está trabajando con el Departamento de Justicia para intentar acelerar las deportaciones en diez ciudades: Nueva York, Miami (Florida), Houston (Texas), Los Ángeles y San Francisco (California), Chicago (Illinois), Atlanta (Georgia), Baltimore (Maryland) y Denver (Colorado).

Según la cadena CNN, Morgan subrayó que los resultados de esa operación conjunta han sido “decepcionantes” porque muchas familias “se niegan a presentarse” en los tribunales de inmigración para sus audiencias de deportación.

Sin embargo, la Universidad de Syracuse (Nueva York), que estudia las audiencias en cortes migratorias, dijo esta semana que el 99 % de las familias de indocumentados con representación legal acudieron a su cita ante el juez desde septiembre de 2018, igual que hicieron el 82 por ciento de los que no tenían abogado.

Morgan confió en que la operación que prepara ICE disuada a más centroamericanos de emprender el viaje hacia el país.

“Va a enviar un mensaje muy fuerte a esas personas que piensan en venir aquí, para que no lo hagan. No solo vamos a aplicar la ley, mantener la integridad del sistema, sino que vamos a enviar un mensaje poderoso a los individuos en los países del Triángulo Norte (de Centroamérica): No vengan, no se arriesguen”, destacó.

Es poco habitual que ICE dé detalles de antemano sobre una redada u operación a gran escala, y las declaraciones de Morgan parecían un intento de disipar la confusión generada por el tuit de Trump este lunes.

Pero el director de ICE negó que haya “un cambio” o “un nuevo enfoque” en las prioridades de su agencia, y subrayó que siguen centrados en “aplicar la ley” migratoria del país.

Trump asegura que empezará deportación de ‘millones’

El presidente Donald Trump aseguró este lunes que las autoridades migratorias iniciarán la próxima semana un proceso de deportación de “millones” de inmigrantes sin papeles.

636966544782865468
El presidente estadounidense, Donald Trump, se reúne con el primer ministro canadiense Justin Trudeau. Trump anunció la deportación de “millones” de indocumentados el lunes pasado. JIM LO SCALZO Agencia EFE

“La próxima semana el ICE (Servicio de Inmigración y Aduanas) empezará un proceso para deportar a millones de inmigrantes ilegales que han entrado a Estados Unidos de manera ilícita. Serán deportados tan pronto como lleguen,” aseguró Trump en Twitter.

El mandatario estadounidense no ofreció más detalles sobre los inmigrantes que se verían afectados por el proceso.

Lo que sí aseguró Trump fue que México “está haciendo un muy buen trabajo deteniendo a gente” antes de que alcancen la frontera estadounidense y anunció que “pronto” firmará un acuerdo con Guatemala de “tercer país seguro.”

Con este acuerdo, Estados Unidos podría enviar a solicitantes de asilo de otros países a Guatemala, algo que también se ha planteado con México y que hasta la fecha ese país ha rechazado.

Estados Unidos y México acordaron a principios de mes que Washington pueda expulsar a su vecino del sur a todos los solicitantes de asilo centroamericanos que crucen la frontera de forma irregular.

“Aquellos que crucen la frontera sur de Estados Unidos para pedir asilo serán rápidamente devueltos a México, donde podrán esperar la resolución de sus solicitudes”, indicaron los Ejecutivos de Trump y Andrés Manuel López Obrador.

Por su parte, “México autorizará la entrada a todas esas personas por razones humanitarias, en cumplimiento de sus obligaciones internacionales, mientras esperan la resolución de sus peticiones de asilo. México también les ofrecerá empleo, salud y educación de acuerdo a sus principios.”

Cientos de miles de inmigrantes han llegado en los últimos meses a Estados Unidos en un flujo sin precedentes en la última década y que según cálculos del Gobierno de Trump alcanzará el millón de personas este año fiscal.

Estados Unidos detuvo en mayo en su frontera sur a más de 132,000 inmigrantes, un 30 % más que en abril y la mayor cifra registrada en un solo mes desde 2006.

Estos inmigrantes, en su mayoría, son familias centroamericanas que se entregan a las autoridades estadounidenses y piden asilo, trámite que les permite quedar en libertad y obtener permisos temporales de residencia y trabajo.

Los Ángeles busca ayuda de la comunidad para atender crisis de refugiados

En el Día Mundial de Los Refugiados, autoridades y activistas de Los Ángeles buscaron estrategias que les permitan ayudar a los solicitantes de refugio a superar los obstáculos impuestos por la Administración del presidente, Donald Trump, y que se sientan bienvenidos.

La ciudad acogió el foro Refugiados en Los Ángeles para fomentar un intercambio de ideas marcado por las políticas del Gobierno federal que están limitando los recursos para extranjeros que buscan refugio en suelo nacional.

“En este momento necesitamos mucha ayuda para afrontar esta crisis y necesitamos a la comunidad en cualquier plan para atender el recorte de aceptaciones de refugiados del Gobierno de Trump” advirtió el director del Comité de Rescate Internacional en Los Ángeles, Martin Zogg.

Zogg recalcó que uno de los mayores problemas que afrontan actualmente las personas que buscan refugio son las pocas posibilidades de lograr concluir con éxito el proceso de reasentamiento.

De acuerdo a datos de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en 2016 solo el 0,8 % de los refugiados del mundo lograron completar el proceso para ser reconocidos como tales y quedarse en calidad de refugiados en países de acogida.

Estados Unidos recibió la mitad de ese 0.8 por ciento de solicitantes.

Sin embargo, agregó Zogg, los números han bajado de forma “dramática” bajo el Gobierno de Trump, que ascendió a la Presidencia en enero de 2017.

El promedio de refugiados admitidos anualmente en el país llegaba a 80.000, pero desde 2017 la aceptación se ha reducido a 20,000 refugiados por año.

“Este 2019 si pasamos de 21,000 será mucho,” dijo pesimista Zogg.

La reducción del número de reasentamientos puede afectar a José, un menor centroamericano no acompañado que participó en el foro para contar la odisea que viven aquellos que lograron ingresar en el país, pero que aún no han sido reconocidos como refugiados.

“No entiendo mucho de leyes pero yo espero poder quedarme aquí, en esta ciudad me siento seguro y he podido estudiar y trabajar sin mucho temor,” apuntó José, quien por razones de seguridad no reveló ni su apellido ni el país del que es originario.

El joven logró atravesar la frontera sur con 16 años sin ningún familiar que lo acompañara en el mes que duró el trayecto.

En su testimonio en el foro, José detalló los problemas que menores, mujeres e incluso hombres adultos viven a manos de los traficantes.

“A los menores quieren obligarnos que pasemos droga o incluso a consumirla,” aseguró.

Sus declaraciones sirvieron de ejemplo para que se discutiera el impacto del plan del Gobierno de Trump de aumentar el número de solicitantes de refugio que tendrían que esperar en un tercer país a que su petición se tramite.

Por su parte, la directora de Families Belong Together Coalition, Sandra Cordero, advirtió de que, además de la violencia que se vive en países como México, la deshumanización que se está creando sobre los inmigrantes que buscan refugio los pone en riesgo.

“Estos desplazamientos masivos no van a terminar, tenemos que acostumbrarnos a esta nueva dinámica y debemos entender que estas personas seguirán llegando a Estados Unidos,” explicó Cordero.

Tanto Zogg como Cordero subrayaron la necesidad de que la comunidad se implique de una manera más activa y vote por un cambio de estas políticas.

Para el consejero de World Relief Southern California, José Serrano, el caso del menor centroamericano ejemplifica la necesidad de que la comunidad esté informada y ayude a los recién llegados.

Serrano explicó a Efe que fue gracias a una profesora de la escuela donde el menor tomaba clases que José pudo ponerse en contacto con su organización e iniciar su petición de asilo. “Si la profesora no toma este paso, José habría perdido toda oportunidad y podría estar a puertas de la deportación,” consideró Serrano.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, también se ha unido al llamamiento a los residentes de la urbe para que reciban “a estos nuevos vecinos que llegan a hacer más grande la ciudad.”

José, que actualmente estudia y tiene tres trabajos para sobrevivir, recibió en el foro un reconocimiento por la resiliencia que ha mostrado en estos dos años de vivir en Los Ángeles.

“Solo me queda decirles que gracias,” concluyó el adolescente.

  Comments