Fresno

Muro fronterizo no detendrá la inmigración, nuevos ciudadanos americanos

Ignacio López Harburu, residente de Modesto y originario de Argentina durante la ceremonia de juramento de naturalización del mes de enero en el Centro de Convenciones de Fresno la cual contó con 760 solicitantes de 44 países, incluyendo Colombia, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, México entre otros.
Ignacio López Harburu, residente de Modesto y originario de Argentina durante la ceremonia de juramento de naturalización del mes de enero en el Centro de Convenciones de Fresno la cual contó con 760 solicitantes de 44 países, incluyendo Colombia, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, México entre otros. mortizbriones@vidaenelvalle.com

Ignacio López Harburu dejo su pueblo natal Bragado en la provincia de Buenos Aires en Argentina aproximadamente 8 años para inmigrar a los Estados Unidos.

“Es mi país adoptivo, ahora es donde vivo,” dijo López Harburu de hacerse ciudadano.

López Harburu, de 40 años de edad, fue uno de los 760 inmigrantes provenientes de 44 países – incluyendo Chile, Colombia, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, y México – que obtuvieron la ciudadanía americana durante la primera ceremonia de naturalización del año 2019 que se llevó acabo el 22 de enero en el Centro de Convenciones de Fresno.

Cada mes, cerca de 1,000 inmigrantes que residen en el Valle Central desde Bakersfield hasta el área de Modesto se reúnen para una ceremonia de naturalización masiva en el Valdez Hall del Centro de Convenciones de Fresno.

Y el mes de enero no fue la excepción aun con la controversia sobre el muro fronterizo en la frontera sur con el país vecino México y la retórica asociada con él mientras que el gobierno federal permanece cerrado desde el mes de diciembre.

Sharon Rummery, oficial de relaciones públicas del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, dijo que el cierre del gobierno federal no afecta al USCIS (por sus siglas en inglés) ya que los fondos utilizados para mantener las oficinas abiertas al público provienen de las cuotas que cobran por los servicios que ofrecen desde visas de trabajo hasta obtener la residencia permanente o ciudadanía.

Muchos inmigrantes han llegaron a los Estados Unidos por la vía legal. Otros no lo hicieron, pero aprovecharon la amnistía de 1976 para convertirse en residentes legales. Y la inmigración al país de las oportunidades continua.

Sin embargo la construcción del muro fronterizo, una de las promesas de campaña del presidente Donald Trump, continua estando en el ojo del huracán en Washington, D.C. ya que el presidente se niega a abrir el gobierno federal hasta que el congreso apruebe los fondos para la construcción del muro el cual, según Trump pondrá un alto a la inmigración masiva a los Estados Unidos.

Sin embargo muchos de los nuevos ciudadanos piensan que el muro, si es que es construido, no detendría la inmigración a este país.

“Me parece que no. El muro no va a pararla (inmigración),” dijo López Harburu, quien es un residente de Modesto, y trabaja en una granda de nueces en el condado de Stanislaus la cual es propiedad de su suegro. “No tendrá la función que dicen.”

López Harburu, uno de los dos argentinos que recibieron su ciudadanía americana el 22 de enero, dijo que muchos de los inmigrantes llegan legalmente a este país por avión y no por tierra por lo cual el nuevo muro de Trump no seria eficaz.

José García, quien es originario de Guadalajara, Jalisco México y tiene aproximadamente 40 años viviendo en los Estados Unidos estuvo de acuerdo con López Harburu.

“Eso (el muro) no va a parar nada de nada. De todos modo la gente seguirá viniendo,” dijo García, quien también vive en Modesto.

García, de 59 años de edad, dijo que la principal razón por la que se hizo ciudadano fue “porque las leyes están cambiando.”

“Tengo 30 años de residente, ahora podré ejerce mi voto,” agregó García

Ximena Salmerón, fue la única persona proveniente de Chile, que se convirtió en ciudadana americana.

Al igual que García y López Harburu, Salmerón, quien vive en Visalia, dijo que la construcción del muro fronterizo no va a para la inmigración a los Estados Unidos ya que mucha gente llega a este país por diferentes medios. “Yo llegue bien, con visa, por avión,” dijo Salmerón, de 47 años de edad y quien llegó a los Estados Unidos en el 2005.

Rafaela Buenrostro, residente de Bakersfield y originaria de Navarrete, Nayarit, México, dijo que el muro puede ser algo positivo.

“No va a parar la inmigración,” Buenrostro dijo. “Pero en parte es algo que esté bien porque así se evitarían tantas muertes.”

Buenrostro dijo que mucha gente arriesga su vida tratando de cruzar la frontera.

Buenrostro llego a los Estados Unidos en enero de 1981 y decidió hacerse ciudadana por que “las leyes están cambiando y puede ser que luego ya no se no de hacerse ciudadanos.”

Miguel Saldaña, de 57 años, es residente de Tulare y originario de Valle de Santiago, Guanajuato, México uno de los 458 mexicanos que juraron juramento a su nuevo país.

Saldaña no quiso dar su opinión sobre el controversial muro, pero dijo que después de vivir 40 años en los Estados Unidos era necesario tomar ese paso. “Estamos más acá que aya. Aquí he vivido toda la vida,” dijo Saldaña, agregando que lo que mas le interesa es poder ejercer su derecho al voto.

Ashley Swearengin, presidenta y directora general de Central Valley Community Foundation y ex alcalde de Fresno fue la oradora en la ceremonia de juramento de naturalización.

María G. Ortiz-Briones: 559-441-6782, @TuValleTuSalud

De donde vinieron

1. México, 458; 2. India, 69; 3. Filipinas, 50; 4. El Salvador, 17; 5. Iraq, 16; 6. Laos, 15; 7. Irán, 14; 8. Vietnam, 11; 9. Guatemala, 9; China, Tailandia, 8. También: Argentina, 2; Chile, 1; Colombia, 3; Republica Dominicana, 1; Honduras, 2; Nicaragua, 3; Perú, 1; España, 3; Venezuela, 3.

  Comments