Fresno

López Obrador: México guarantees protection for new migrant caravans

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habla durante su rueda de prensa matutina en el Palacio Nacional, en Ciudad de México.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habla durante su rueda de prensa matutina en el Palacio Nacional, en Ciudad de México. Agencia EFE

Mexican President Andrés Manuel López Obrador on Wednesday guaranteed that the country will protect and respect the human rights of members of new migrant caravans that are departing from Central América heading for the United States through Mexican territory.

“If they enter into our territory, we have to guarantee them protection and human rights,” said the leftist leader at his morning press conference.

He added that the government has been monitoring the situation “from before they were formed” and he reiterated that the Mexican government’s plan is to “give options (to the migrants) in their places of origin.”

“This is what we feel is better, but when this cannot be done any more one must be respectful of the freedom of movement,” he emphasized.

Lopez Obrador wants the entry of the migrants into Mexico to be “orderly” and said he hoped that “the governments of Central América” will convince the migrants to “stay and work” and offer them “alternatives” to do so.

In mid-October 2018, thousands of Central Americans – mostly Hondurans and Salvadorans – set out from their countries on foot in several caravans with the aim of reaching the US to request asylum, an exodus that sparked diplomatic clashes among various nations.

In recent days, at least two new caravans have set out from Central América heading northwards – one comprised of about 1,000 Hondurans and another of about 100 Salvadorans.

México prepara albergue ante la posible llegada de nueva caravana migrante

Autoridades mexicanas alistan un albergue en la frontera entre México y Guatemala, ante la posible llegada de nueva caravana de migrantes que partió el pasado lunes de Honduras con más de 1.000 personas y que tiene como destino Estados Unidos.

La alcaldesa del fronterizo municipio de Suchiate, Matilde Espinosa, informó este miércoles que han comenzado los trabajos de instalación del albergue para atender a migrantes centroamericanos.

636832731442310110
Migrantes hondureños hacen fila el 16 de enero en un control policial donde se les verifica sus antecedentes penales y si tienen alguna orden de captura, y que los niños acompañados por sus padres lleven su documentación en regla para poder continuar su paso en la aduana de Agua Caliente. GUSTAVO AMADOR Agencia EFE

En entrevista, la funcionaria indicó que el albergue estará ubicado en el campo de fútbol de Suchiate, a medio kilómetro del puente Rodolfo Robles, principal paso fronterizo.

“El Gobierno del estado de Chiapas, con ayuda de Protección Civil del Estado, el Ayuntamiento y otras dependencias, brindarán la ayuda humanitaria para los hermanos centroamericanos que vienen con la intención de permanecer en México o buscar el sueño americano,” apuntó.

Espinosa detalló que el albergue será amplio y en él los migrantes tendrán servicios sanitarios, médicos y jurídicos, pero precisó que “la ayuda se prestará sólo a aquellas personas que cumplan con las leyes migratorias de México.”

Este día, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que el país garantizará protección y respeto a los derechos humanos a los migrantes que estos días han partido de Centroamérica para llegar a Estados Unidos.

“Si se introducen a nuestro territorio, hay que garantizarles protección y derechos humanos,” afirmó el líder izquierdista en su rueda de prensa matutina.

La semana pasada, la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, explicó que México reforzará la vigilancia en su frontera sur para evitar que se repita una irrupción masiva de centroamericanos como sucedió en octubre, y para que el ingreso de los migrantes sea ordenado.

Sánchez Cordero señaló que las personas que busquen entrar al país deben proporcionar todos sus datos a las autoridades mexicanas y un documento de identidad, para garantizar su seguridad, y si no lo hacen de esa manera serán deportados.

A mediados de octubre de 2018 miles de centroamericanos – en su mayoría hondureños y salvadoreños – abandonaron sus países en distintas caravanas con el afán de llegar a Estados Unidos y solicitar asilo, en un éxodo que causó choques diplomáticos entre países.

En los últimos días, al menos dos nuevas caravanas han partido desde Centroamérica; una de hondureños conformada por un millar de personas y otra de salvadoreños más pequeña, de unos cien migrantes.

  Comments