Special Reports

Su bebé la salvó

Rita González empezó a usar drogas a la edad de 12 años. Para cuando ella tenía 16, ya se juntaba con pandilleros y había sido expulsada de la preparatoria.

Pero su vida cambió un mes después de haber cumplido los 16 años, cuando se enteró de que estaba embarazada.

"En cuanto me embaracé, eso fue algo que me salvó de seguir por un camino diferente," dijo Rita, ahora de 18 años. "Desde que supe que estaba embarazada, me detuve, y eso me salvó."

Después de la noticia de su embarazo, Rita continuó haciendo cambios positivos en su vida. A tres meses de su embarazo, Rita terminó con su novio.

"Él tenía el mismo estilo de vida que yo, y no quiero eso para mi hija," dijo ella.

Él había estado encarcelado desde un mes antes de que naciera Aliana Bautista, quien cumplirá dos años este mes.

Cuando tenía seis meses de embarazo, Rita se matriculó en una escuela preparatoria alternativa. La escuela le daba una atención especial, transporte, y cuidado infantil para su hija Aliana, en cuanto cumplió un mes de nacida.

Ahora, Rita -- quien ha estado sobria durante 2 años y medio -- está orgullosa de haberse graduado de la preparatoria.

Recientemente, ella recibió la Beca Morgan por parte de Planned Parenthood Mar Monte, la cual le ayudará a pagar su colegiatura en el San Joaquín Delta College.

Después de conseguir su título de capacitación intermedia, ella tiene planes de transferirse a la Universidad del Pacífico, donde estudiará sociología y justicia penal.

Ella sabe que el nacimiento de su hija la ha ayudado a conseguir estos logros y a seguir sus metas a futuro. Aún así, dijo ella, los adolescentes deberían de tratar de retrazar sus embrazos.

"Yo no les sugeriría que se embarazaran," dijo la joven. "Mi bebé -- ella es mi ángel, ella es quién me salvó -- pero ha sido un desafío criarla, especialmente sola."

Actualmente Rita es integrante del grupo Girls in Transition, a través de la Operación Peacekeeper de la Ciudad de Stockton, y comparte su historia personal de superación de drogas, pandillas, y abuso sexual. Ella espera hacer un trabajo similar como carrera. A futuro, Rita quiere trabajar con el Programa de Testigos Víctimas, el cual suministra servicios a los testigos que son víctimas, al mismo tiempo que están involucrados en el sistema de justicia penal. Por último, dijo ella, tiene planes de laborar en trabajo social en una prisión federal para mujeres.

Ella es prueba viviente del consejo que da a otras mujeres jóvenes.

"Cualquier cosa que hayas pasado, es cosa que puedes superar," dijo Rita. "No tienes que verte a sí misma como un víctima -- puedes ser sobreviviente de cualquier cosa, ya sea un embarazo, pandillas, o drogas."

Aunque Rita espera que Aliana no pase por ninguna de esas cosas.

"Yo puedo verla como una cantante o danzante," dijo ella. "Ahora mismo, cuando cada vez que ella escucha una canción, ella la baila y la canta. Aunque sean solo palabritas, ella piensa que se sabe toda la canción -- es lo más hermoso.

"Cuando crezca, yo quiero que esté en clases de danza. Eso es lo que yo quiero para ella -- yo la veo como una chica muy femenina."

  Comments