Special Reports

Recortes amenazan programas, juventud

Desde 1991, el porcentaje de embarazos entre adolescentes en el estado ha bajado en un 50 por ciento. La tasa de nacimientos con padres adolescentes para los latinos también se ha reducido aunque sigue siendo la más alta de entre todos los grupos de la población.

Estas mejoras pudieran estar en peligro.

Para poder cerrar una masiva brecha, el Gob. Jerry Brown propuso recortar los fondos para los programas de prevención de embarazos entre adolescentes que han comprobado ser efectivos.

El resultado de la eliminación de tales programas -- que se esfuerzan por proveer información médica precisa imparcial, e informar a la juventud en cuanto a los recursos en salud reproductiva que hay disponibles -- pudiera tener un efecto devastador en la juventud de California, según dicen los expertos.

Ellos advierten que el recorte de los fondos en los programas de prevención de embarazos entre adolescentes -- resultando en una falta de información precisa sobre LA salud reproductiva para la juventud -- pudiera causar que aumenten una vez más los porcentajes de embarazos entre adolescentes.

"En lo particular es triste que los programas como esos estén perdiendo fondos -- los programas que sabemos que tienen un impacto positivo," dijo Peter Belden, de la oficina de programa de población de la Fundación William and Flora Hewlett.

"Sabemos que algunos de estos programas en verdad han funcionado en el pasado cuando fueron evaluados, y creo que al tener menos de ellos en el futuro, es muy improbable que el éxito continúe."

Una frustración en particular entre los expertos de prevención de embarazos entre adolescentes es un dato simple: Cuesta relativamente menos dinero financiar un programa de prevención de embarazos entre adolescentes, pero cuesta mucho más el dar soporte a una madre adolescente y a su vulnerable hijo que están en riesgo.

Se calcula que por cada dólar que se invierte en los programas de prevención de embarazos entre adolescentes, los contribuyentes de impuestos se ahorran $4 en costos públicos.

Por ejemplo, el reducir el financiamiento a solo dos programas, como se sugiere en el presupuesto que propuso el gobernador para mayo -- los Subsidios para Desafío Comunitario, que dan financiamiento a programas comunitarios para padres de familia adolescentes o con embarazos que reciben asistencia pública que les ayuda a completar su preparatoria -- liberaría cerca de $65 millones para el año fiscal.

Esos ahorros difícilmente se comparan con lo que le cuestan a los contribuyentes de impuestos y a la sociedad, los embarazos entre adolescentes en términos de pérdidas en ingresos por impuestos basándose en los bajos ingresos de madres y padres, costos en asistencia pública, costos por colocación con padres de crianza, y encarcelamiento de niños, además de pérdidas en ingresos por impuestos basándose en los ingresos de los hijos cuando llegan a edad adulta, según datos de un reporte del Public Health Institute 2011.

Sólo en el Condado de Tulare -- que tiene la tasa más alta de embarazos entre adolescentes en el estado -- los embarazos entre adolescentes le cuestan a la sociedad tanto como $110 millones cada año, según datos del Public Health Institute.

  Comments