Nation & World

Arrestan a dos hermanas por conducir ebrias

No es fácil que dos personas resulten arrestadas por conducir embriagadas el mismo automóvil en el mismo incidente.

A menos que cuando la policía intente detener a un conductor, en lugar de detenerse, el chofer se pare en medio de la carretera US 1 y cambie de asiento con un pasajero a plena vista de un agente de la policía del Condado Monroe y de la cámara del auto patrullero que grababa todo.

Eso es exactamente lo que las autoridades dijeron que hicieron dos hermanas de Miami, Vanessa Miranda, de 24 años, y Steffany Miranda, de 18 años.

Las dos fueron llevadas al Centro de Detención del Condado Monroe, acusadas de conducir en estado de embriaguez.

Steffany rechazó pasar un examen de sobriedad, mientras los dos exámenes que se le hicieron a Vanessa indicaron que tenía niveles sanguíneos de alcohol de .127 y .129 por ciento. En la Florida, el límite legal para declarar a un chofer ebrio es de 0.8%.

“Aunque no estaba manejando el Volkswagen antes de haber sido detenida, al cambiar asientos con Steffany y sentarse en el asiento del conductor, Vanessa tenía el control físico del vehículo que viajaba por la US 1”, escribió en su informe el agente Deputy Juan Martín Reyes.

Según el informe, el agente vio a la conductora original, Steffany, cambiar de senda, acelerar y desacelerar de forma repentina cerca de la milla 23 por la US 1 el sábado por la noche.

Martín Reyes siguió al sedán Volkswagen de color rojo durante casi siete millas antes de activar las luces y pararlo. De acuerdo con el informe, el vehículo se detuvo inmediatamente “en una senda de tráfico” y Martín Reyes vio a las hermanas cambiar de asiento, cosa que negaron cuando fueron interrogadas inicialmente, dijo el agente.

De igual modo, las jóvenes negaron haber bebido alcohol, antes de admitir haberlo hecho esa noche en un “bote de reggae” en Key West.

Dado que ambas parecían estar embriagadas y las dos estaban al volante de un auto en marcha, el agente les pidió pasar un examen de sobriedad. Las dos fallaron la prueba, escribió el agente, y por consiguiente fueron arrestadas por conducir en estado de ebriedad.

  Comments