Nation & World

Muestran foto del cuerpo de Trayvon Martin al jurado en juicio

Una foto del cuerpo de Trayvon Martin, el joven negro desarmado muerto tras una supuesta confrontación con George Zimmerman en febrero de 2012, fue mostrada al jurado el martes 25 de junio, mientras los padres de la víctima escucharon un recuento detallado del crimen de su hijo.

Con el testimonio de policías y técnicos de la división criminal de la policía, se mostró una foto del cuerpo del joven muerto y un primer plano del disparo en el pecho, tras lo cual el padre de la víctima, Tracy Martin, abandonó la sala en Corte del condado de Seminole, en Sanford, centro de Florida (sureste de Estados Unidos).

En el segundo día de testimonios en el juicio de Zimmerman, un exvigilante voluntario de origen peruano-estadounidense, los fiscales continuaron intentando convencer al jurado integrado por seis mujeres y a la jueza Debra Nelson que el acusado de homicidio en segundo grado, actuó motivado por sospechas sin fundamentos sobre Martin y no, como alega Zimmerman, en defensa personal.

De ser hallado culpable podría ser sentenciado a cadena perpetua.

Los fiscales pidieron a la jueza que permitiera al jurado escuchar unas llamadas que habría hecho el acusado a la Policía meses antes del crimen de Martin, para denunciar a personas sospechosas en su vecindario.

La jueza aún no emitió su decisión sobre este pedido.

Para la defensa de Zimmerman, esas llamadas son irrelevantes, en todo caso “actos de buena fe”, mientras que para la fiscalía reflejan cierto comportamiento del acusado en su tarea de vigilante voluntario en la urbanización cerrada donde vivía en Sanford -más de 400 km al noreste de Miami-.

Luego de que el lunes se presentaran los alegatos de apertura, este martes los testimonios fueron acompañados de imágenes, mapas de la urbanización donde ocurrió el crimen e incluso se expuso el pantalón que llevaba Martin la noche de su muerte.

De acuerdo con fuentes de la corte, la fiscalía esperaba el martes como “testigo estrella” el testimonio de la joven con la que estaba hablando Martin con su teléfono celular la noche lluviosa en que murió a los 17 años.

Entre los testigos del martes destacó la versión de Wendy Dorival, exsupervisora en el departamento de Policía de Sanford del programa de Vigilancia Vecinal, el cual coordinaba Zimmerman en su vecindario, que defendió el papel de estos voluntarios aunque apuntó que “no deben seguir a las personas sospechosas”.

“Se les dice: ‘No hagan eso que es el trabajo de la policía’”, apuntó.

Dorival defendió estos programas que son relativamente comunes en la sociedad estadounidense, donde los asuntos de seguridad personal y nacional son priotarios para el ciudadano común.

Los vigilantes voluntarios ayudan a identificar personas sospechosas e informar a las autoridades sobre ellas, pero “no deben tomar el asunto en sus propias manos”, aclaró Dorival.

No obstante, Donald O’Brien, presidente de la asociación de propietarios en Retreat at Twin Lakes, una urbanización de clase media trabajadora donde ocurrió el crimen, dijo que él no pensaba que fuera necesario implementar el programa de vigilantes voluntarios en su vecindario.

Según O’Brien, la idea de empezar el programa de vigilantes voluntarios fue de Zimmerman.

Benjamin Crump, el abogado de la familia Martin, participó el lunes en la noche en un cabildo abierto de líderes comunitarios y religiosos afroamericanos en una iglesia en el corazón del barrio negro de Sanford, Goldsboro, donde indicó que “este siempre ha sido un caso de igualdad ante la justicia”.

“George Zimmerman es la peor pesadilla de cualquier padre, decide quién puede o no estar en su vecindario: si usted mata a un joven desarmado, usted tiene que ser arrestado”, arengó Crump al público provocando aplausos de pie.

El crimen de Trayvon Martin molestó a activistas negros y detonó masivas protestas pacíficas en varias ciudades de Estados Unidos el año pasado.

Zimmerman alegó que disparó en defensa propia tras haber sido atacado por Martin y la Policía no lo detuvo de inmediato sobre la base de una ley estatal conocida como “Defienda su posición”.

En Florida una permisiva ley sobre el uso de armas autoriza a emplearlas cuando se siente una amenaza de muerte, lo cual da inmunidad ante la justicia.

La Policía detuvo a Zimmerman 44 días después del incidente, cuando crecía la ira en el país e incluso el presidente Barack Obama pidió una reflexión sobre los prejuicios raciales y revisar la ley sobre armas en el estado.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments