Nation & World

Jurado femenino decidirá suerte de George Zimmerman en caso Trayvon Martin

Un jurado femenino decidirá a partir del lunes la suerte de George Zimmerman, el exvigilante de origen hispano que disparó y mató al adolescente negro desarmado Trayvon Martin en un caso que despertó protestas y llamó la atención de los medios de Estados Unidos en 2012.

Las seis miembros del jurado, con el respaldo de cuatro suplentes -entre ellos dos hombres-, decidirán si Zimmerman debe ser condenado como acusado de asesinato en segundo grado por el crimen que provocó un debate nacional sobre la raza, las armas y la igualdad de las personas ante la ley y la justicia.

“Este siempre ha sido un caso sobre la igualdad en la justicia”, indicó la familia de Trayvon Martin en un comunicado.

“Bajo la ley no hay un valor negro o un valor blanco. Es un valor estadounidense”, aseveraron los Martin.

Los padres del adolescente muerto, Tracy Martin y Sybrina Fulton, dijeron que creen “firmemente que cuando estas miembros del jurado vean la evidencia abrumadora en las próximas semanas, van a hallar culpable de asesinato a George Zimmerman”.

Cinco de las seis mujeres del jurado son blancas y la sexta ha sido identificada como de una minoría -presumiblemente hispana-, indicaron los medios locales al finalizar el jueves esta selección, tras dos semanas de intensas entrevistas por parte de abogados, fiscales y la jueza que preside el caso Debra Nelson.

Las mujeres serán aisladas en un lugar secreto de sus familias mientras dure el juicio y su identidad no será revelada públicamente.

El proceso, que prevé prolongarse entre cuatro y seis semanas, empezará con los alegatos de apertura del juicio en el Palacio de Justicia del condado de Seminole, en Sanford (centro de Florida, sureste de Estados Unidos).

Zimmerman, de 29 años, se declaró inocente alegando que actuó en defensa propia durante un enfrentamiento con Martin -el joven de 17 años de edad, quien caminaba en una urbanización privada en Sanford la noche del 26 de febrero de 2012- cuando realizaba una ronda de vigilancia voluntaria.

Martin, que llevaba la noche de su muerte una sudadera con capucha -convertida luego en símbolo de las protestas-, acababa de comprar unos dulces y un té frio para dirigirse a la casa donde se encontraba su padre con una amiga.

La justicia deberá determinar si fue un caso de defensa propia o un asesinato y además convencer a la opinión pública cuánto peso tuvo el prejuicio racial en el crimen y la actuación de la policía, que detuvo a Zimmerman 44 días después del incidente cuando crecía la ira en el país.

Para Natalie Jackson, una consejera legal de la familia Martin, es “inusual” que se haya escogido un jurado íntegramente femenino, pero confía en que se mostrará “justo, imparcial e indiferente”, dijo a la AFP.

Según las descripciones divulgadas por la prensa, el jurado está compuesto por mujeres que son en su mayoría madres y están familiarizadas con el porte de armas o conocen los alcances de las leyes de Florida sobre el uso de armas de fuego.

“No creo que un jurado compuesto exclusivamente por mujeres favorezca a un lado o al otro”, dijo a la AFP Mark Eiglarsh, abogado que ha seguido el caso en la corte de Sanford y profesor adjunto en la escuela de leyes de la Universidad de Miami.

Para Eiglarsh, es posible que se presuma que “las mujeres son más comprensivas y emocionales, por lo tanto, van a identificarse más con la víctima”.

Pero “en este caso la víctima todavía no se ha determinado”, dijo el abogado penalista. “La fiscalía argumentará que la evidencia muestra que Trayvon fue víctima y la defensa argumentará que Zimmerman era la víctima”, agregó.

En la corte de Sanford, una ciudad predominantemente blanca, se esperan manifestaciones para el lunes, donde están acreditados cientos de periodistas y el palacio de justicia lleva dos semanas abarrotado de abogados y espectadores que no quieren perderse el detalle del juicio sobre este caso que conmovió incluso al presidente Barack Obama en 2012, cuando declaró: “Si hubiera tenido un hijo, se hubiese parecido a Trayvon Martin”.

La defensa de Zimmerman sostiene que Martin lo atacó y le dejó la cabeza ensangrentada -mostró fotos como evidencia-, y reveló recientemente supuestas pruebas de que el joven consumía marihuana y que tenía mensajes de texto en su teléfono que denotaban una conducta agresiva.

La fiscalía intentará “generar simpatía por la víctima adolescente, centrándose especialmente en su juventud y cómo se truncó su vida”, advirtió Stewart D'Alessio, profesor en justicia criminal en la Universidad Internacional de Florida (FIU).

De acuerdo a este experto en temas raciales y crimen, la composición exclusivamente femenina del jurado “beneficiará a la fiscalía” que acusa a Zimmerman.

“Los hombres no sólo son más propensos a poseer armas, sino que también es más probable que sientan que la fuerza letal está justificada en determinadas circunstancias”.

Mientras tanto, las mujeres “probablemente van a ser más receptivas al argumento de que la animosidad racial podría haber motivado al acusado a disparar y matar a la víctima”, apuntó D'Alessio.

  Comments