Nation & World

Justicia española ordena la libertad del banquero que compró entidad Florida

Un juez de Madrid ordenó hoy la puesta en libertad del expresidente de la entidad española Caja Madrid Miguel Blesa, que en 2008 adquirió el City National Bank of Florida, después de que ayer un tribunal suspendiera la causa que se seguía contra él.

Como resultado de esa decisión del tribunal, la fiscalía había pedido hoy la puesta en libertad de Blesa, a la que ha accedido el juez Elpidio Silva.

Blesa ingresó en una cárcel de Madrid el pasado 5 de junio y ahora recobra la libertad.

Un tribunal provincial madrileño anuló ayer la causa en la que se investigaba a Blesa por la concesión hace años por parte de Caja Madrid de un crédito de 26,6 millones de euros al Grupo turístico español Marsans.

De esa investigación salió una rama, que era la de la operación de compra del City National Bank of Florida, por lo que la anulación de la causa inicial lleva consigo esta segunda.

El auto del tribunal, difundido ayer, indicaba que no era procedente la reapertura de esos dos casos ya que el juez Silva las había convertido en “causa general en busca de los responsables de la crisis económica general que atravesamos y su castigo”.

De esta forma, los tres magistrados que integran el tribunal declararon nulas no sólo las reaperturas decretadas por el juez Elpidio Silva en junio y noviembre de 2012, sino todas las actuaciones derivadas de ella, incluyendo la causa de la compra del City National Bank de Florida por la que envió a prisión incondicional a Blesa.

Con Miguel Blesa como presidente Caja Madrid (actualmente integrada en Bankia) anunció en 2008 la compra del 83 por ciento del City National Bank of Florida por 927 millones de dólares (unos 618 millones de euros en aquel momento) y posteriormente adquirió el cien por cien de la entidad tras aportar otros 190 millones de dólares (unos 127 millones de euros).

El juez Elpidio Silva había hecho referencia a un informe del Banco de España de abril pasado que señalaba que la adquisición del banco de Florida se hizo de un modo que eludía el control obligatorio de las autoridades y que su precio excedió al que abonaron el Banco Popular y el Banco Sabadell en la compra de otras entidades en Miami.

  Comments