Nation & World

Critican a alcalde de Nueva York por afirmación sobre desamparados

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, fue objeto el miércoles de duras críticas por parte de diferentes grupos en defensa de los desamparados después de afirmar el martes en una rueda de prensa que “nadie está durmiendo en las calles” de la ciudad.

“Es una afirmación que simplemente parece estar muy lejos de la realidad que ven los neoyorquinos de a pie”, respondió a esas declaraciones uno de los miembros de la Coalición por los Indigentes de Nueva York, Patrick Markee, según informó el canal de televisión local NY1.

Tras ser preguntado sobre si los albergues de la Gran Manzana están rechazando la entrada a personas en condición de indigencia durante estos días de invierno, el multimillonario alcalde respondió con esa polémica afirmación, que contradice los datos que manejan las propias autoridades neoyorquinas.

El mes pasado la ciudad informó que más de 3,200 personas estaban viviendo en las calles de Nueva York el año pasado, lo que representa una subida del 23 % con respecto al año anterior, con fuertes aumentos en distritos como El Bronx (del 47 %) o Brooklyn (del 52 %).

“Decir que el problema de la indigencia ni siquiera existe es estar totalmente alejado de la realidad, especialmente para un alcalde que alguna vez prometió recortar el número de personas sin hogar en dos tercios”, dijo el defensor del Pueblo de Nueva York, Bill de Blasio, en su cuenta de Twitter.

Las palabras de Bloomberg se producen en un momento de intenso escrutinio de las políticas de ayuda a los indigentes en Nueva York después de que se exigiera a los adultos solteros probar que no tienen ninguna otra opción para dormir cuando intentan acceder a una casa de acogida.

“Estamos intentando hacer lo que debemos hacer: asegurarnos de que la gente que necesita estos servicios los recibe, y que la gente que no los necesita no”, aseveró Bloomberg sobre esa polémica medida.

Según datos recopilados por la Coalición de los Indigentes de Nueva York, un total de 48,700 personas se refugia cada noche en la red de albergues municipales de la ciudad.

Otras 5,000 lo hacen en otras casas de acogida públicas y privadas, de los cuales unos 20,000 son niños.

  Comments