Nation & World

Presunto líder radical mapuche inicia huelga de hambre en cárcel chilena

El encarcelado joven chileno Emilio Berkhoff, acusado de porte ilegal de armas y maltrato a la policía y sindicado por el gobierno como un supuesto líder de grupos radicales mapuches, inició una huelga de hambre en la cárcel de Angol, en el sur de Chile.

“He tomado la decisión de iniciar, a partir de hoy, una huelga de hambre indefinida”, señaló Berkhoff en un comunicado al que la AFP tuvo acceso.

El detenido, quien se encuentra en prisión preventiva durante la investigación por el delito de porte ilegal de armas, inició el ayuno para exigir “reconocimiento de mi condición de preso político” y su “incorporación al módulo de presos políticos mapuches” del penal en el que está interno.

Gendarmería ha negado “sistemáticamente mi condición de preso político, manteniéndome separado de los presos políticos mapuches”, aseguró.

Según fuentes de Gendarmería (policía a cargo de prisiones) consultadas por AFP, la población penal en Chile está segmentada bajo criterios técnicos y de acuerdo a su situación procesal, y en el caso de los presos indígenas, siguiendo recomendaciones de convenios internacionales, existen módulos diferenciados para asegurar a los condenados un trato conforme a su cultura y cosmovisión.

En el caso de Berkhoff, el detenido se encuentra aún a la espera de su juicio -no condenado-, y no pertenece a la etnia mapuche.

El portavoz del gobierno, Mauricio Lob, dijo este martes en rueda de prensa que Berkhoff “no está detenido por sus ideales, está detenido por portar un arma ilegal, y por maltrato de obra de Carabineros” y aclaró que en Chile “no existen presos de distinta clase” y “no hay presos políticos”.

Berkhoff fue detenido en un control rutinario por supuesto porte ilegal de armas, y dos días más tarde, fue procesado por una orden de captura pendiente en su contra, tras quebrarle el dedo a un policía durante una manifestación en apoyo a mapuches presos, en mayo del 2010.

El gobierno chileno identificó a Berkhoff como uno de los líderes de supuestos grupos radicales mapuches que estarían movilizados en La Araucanía (sur de Chile) en demanda de tierras que consideran ancestrales y a los que se responsabiliza de ataques incendiarios que dejaron dos muertos en enero.

Berkhoff, de 26 años, acusó al gobierno de “armar un montaje” en su contra.

  Comments