Nation & World

Primer ministro de Túnez admite fracaso de su plan de un gobierno de tecnócratas

El primer ministro de Túnez, Hamadi Jebali, anunció este lunes el fracaso de su iniciativa de formar un gobierno de tecnócratas, pero no anunció su dimisión, indicando que podría haber en breve otro compromiso sobre la composición del ejecutivo.

“La iniciativa, tal y como la presenté, es decir, un gobierno compuesto de miembros no pertenecientes a partidos políticos () no ha recabado consenso”, dijo Jebali tras entrevistarse con los líderes de los partidos, unos quince.

El primer ministro dijo no obstante que existe la posibilidad de “otra forma de gobierno”.

“Iré mañana (martes) a ver al presidente (Moncef Marzuki) para hablar de las próximas etapas, pero aprecié progresos durante las discusiones políticas para la búsqueda de un consenso en torno a otra solución”, añadió.

Según Jebali, se debería llegar a un acuerdo sobre esta nueva fórmula “en los próximos días”, retrasando una vez más el calendario de la remodelación.

El primer ministro consideró que, a pesar del fracaso, su iniciativa consiguió “reunir a todo el mundo alrededor de una mesa” y evitar al país “caer en lo desconocido”.

Hamadi Jebali anunció su intención de formar un gabinete de tecnócratas el pasado 6 de febrero, día en el que fue asesinado el opositor Chokri Belaid, cuya muerte desencadenó una ola de violencia y agravó la profunda crisis política que ya existía en el país.

Para ello, se enfrentó a la oposición de su propio partido, Ennahda, que consideraba que esta iniciativa cuestionaba su legitimidad salida de las urnas. Jebali prometió dimitir si su proyecto fracasaba.

El líder del partido islamista Ennahda, Rashed Ghannushi, explicó que la reunión de este lunes permitió al menos consensuar la idea de crear “un gobierno restringido, encargado de trabajar en la celebración de elecciones lo antes posible”.

Aziz Krishen, representante del partido del presidente, Congreso por la República, abogó por “un gobierno mixto” con personalidades políticas y tecnócratas.

Según Ghannushi, los quince partidos representados -islamistas, oposición laica y aliados laicos de Ennahda- estaban de acuerdo en mantener a Jebali como primer ministro.

La propuesta del jefe del gobierno, bien acogida por la oposición y la sociedad civil, fue perdiendo terreno poco a poco en la clase política, ante la oposición de Ennahda, el principal partido del país, y del Congreso por la República.

Además de la interminable crisis política, la redacción de la Constitución sigue empantanada, a falta de un compromiso sobre la naturaleza del futuro régimen. Por ese motivo, de momento no puede organizarse ninguna elección.

  Comments