Nation & World

FBI investiga si el senador Bob Menéndez frecuentaba prostitutas en Dominicana

Un equipo de agentes del FBI ha estado haciendo entrevistas durante las últimas semanas en la República Dominicana y Estados Unidos, investigando alegaciones de que el senador Robert Menéndez, demócrata de Nueva Jersey, había sido cliente de prostitutas en la nación caribeña, pero no ha encontrado evidencia alguna que pruebe la alegación, según dos personas familiarizadas con la investigación.

Una persona afirmó que los agentes han preguntado si un oftalmólogo de la Florida —amigo íntimo e importante donante de campaña de Menéndez— proporcionó prostitutas al senador durante sus vacaciones allí. Otra persona dijo que los investigadores están averiguando sobre alegaciones relacionadas con prostitutas menores de edad y orgías.

Ambas personas, quienes hablaron con la condición de conservar el anonimato ya que se trata de una investigación en curso, dijeron que los agentes del FBI están siguiendo pistas proporcionadas por un informante desconocido. En una serie de correos electrónicos intercambiados con el FBI, el informante alegó que el médico, Salomón Melgen, había suministrado prostitutas a Menéndez mientras este se alojaba en la casa de recreo de su amigo en la República Dominicana. El informante mencionó en particular prostitutas muy jóvenes y fiestas con prostitutas.

Los agentes del FBI están además examinando el papel jugado por Menéndez en abogar por un contrato de seguridad para puertos en la República Dominicana que beneficiaría a Melgen, dijeron dos personas familiarizadas con el caso. Menéndez ha urgido a funcionarios federales a que presionen al gobierno dominicano para que ponga en vigor el contrato inactivo, diciendo que el mejoramiento de la seguridad de los puertos es importante para interceptar el narcotráfico. Melgen es un inversionista de la compañía que tiene el contrato.

El portavoz del FBI, Michael Leverock, de la oficina en Miami, no quiso hacer declaraciones para este artículo.

Menéndez ha negado vehementemente las alegaciones relacionadas con las prostitutas, calificándolas de “difamaciones”.

“Como hemos dicho todo este tiempo, el senador Menéndez está abierto a cualquier pesquisa porque sus actos han sido apropiados, y creemos que los hechos lo confirmarán”, indicó el viernes un asistente de Menéndez.

El asistente, quien habló con la condición de conservar el anonimato, dijo que los esfuerzos del senador a favor del contrato del puerto fueron apropiados. “El senador tiene un largo historial de abogar por el aumento de la seguridad de los puertos en todo el mundo”, dijo el asistente.

Melgen y sus abogados se negaron a comentar para este artículo en relación con cualquier investigación criminal.

La relación entre Menéndez y Melgen ha sufrido un intenso escrutinio durante las últimas semanas. Menéndez admitió este mes que él no había divulgado debidamente dos viajes que hizo en el 2010 en el avión privado de Melgen a la villa de Melgen, cerca del centro turístico Casa de Campo. El senador aseguró que había entregado a Melgen el mes pasado un cheque personal por $58,500 para reembolsarlo por los viajes en avión. La Comisión de Etica del Senado está investigando el asunto.

Por su parte, Melgen está bajo una investigación criminal por alegaciones de fraude al Medicare. Tres personas con conocimiento de la pesquisa revelaron esta semana que se centra en si Melgen estafó al gobierno por medio de cobrar en exceso a Medicare millones de dólares en inyecciones oculares y facturar al gobierno por tratamientos innecesarios.

El FBI y la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos hicieron una redada en la clínica oftalmológica de Melgen en Palm Beach el 29 de enero en busca de archivos y se llevaron cajas de documentos. La redada tuvo lugar días después de que el intercambio de correos electrónicos del informante con el FBI se publicara anónimamente en la internet.

El abogado de Melgen afirmó que su cliente estaba cooperando con las autoridades en la investigación del Medicare y se negó a contestar más preguntas.

“En este momento sería inapropiado comentar sobre la investigación en curso”, declaró el abogado, Kirk Ogrosky.

Al indagar sobre las alegaciones sobre las prostitutas, los agentes del FBI están estudiando alegaciones hechas inicialmente en una serie de cartas anónimas que el informante escribió en la primavera del año pasado a los empleados de un grupo de vigilancia gubernamental, Ciudadanos por la Responsabilidad y la Ética en Washington (CREW), de acuerdo con las dos personas familiarizadas con las pesquisas.

Las alegaciones fueron publicadas además en un portal de internet conservador, The Daily Caller.

La directora ejecutiva de CREW, Melanie Sloan, afirmó que sus empleados no consiguieron que el informante accediera a encontrarse con alguien o a hablar por teléfono. Como resultado, indicó Sloan el mes pasado a un reportero de The Washington Post, ella tenía dudas sobre la credibilidad de las alegaciones de esa persona. El FBI empezó a indagar sobre la historia del informante luego que CREW remitiera su información en julio al Departamento de Justicia y la oficina de campo del FBI en Washington.

La prostitución no es ilegal en la República Dominicana. Pero solicitar a prostitutas menores de edad es ilegal. Además, un político que acepta regalos y favores especiales a cambio de actos oficiales en su papel público puede ser juzgado por lo criminal por abuso de un cargo público.

Las alegaciones de las cartas incluían los nombres de algunas mujeres que supuestamente habían tenido relaciones impropias con Menéndez y Melgen, incluyendo el de una adolescente dominicana que dijo a una estación de televisión local que ella no tenía nada que ver en el asunto y que nunca había salido de su pueblo.

The Miami Herald se puso en contacto con otra de las mujeres para una entrevista, y ella explicó que trabajaba para Melgen y lo consideraba una persona generosa, pero no dio más detalles. El abogado de la mujer, Svitlana Buchyk, dijo el viernes a un reportero del Post que las alegaciones del informante sobre ella eran “absurdas”.

“La señorita Buchyk es una actriz y modelo que se está ocupando de su carrera”, aseguró el abogado, Gerald Greenberg. “Cualquier alegación de que ella tuvo una relación impropia con el senador Menéndez o cualquier otra persona es puro disparate. Las alegaciones sobre ella que han aparecido en fuentes noticiosas sensacionalistas son irresponsables y totalmente absurdas”.

Greenberg se negó a comentar si su clienta había sido entrevistada o no por las autoridades.

En un correo electrónico al informante en septiembre, el agente del FBI Regino Chávez escribió: “Si puedes darme información sobre todas las muchachas que fueron victimizadas, eso sería útil”. El agente pidió repetidas veces al informante, que se hacía llamar Pete Williams y sólo se comunicó con él por correo electrónico, que se encontrara con él, pero la fuente se negó.

Según documentos del FBI presentados ante los tribunales, Chávez aparecía listado el año pasado como miembro de un equipo de trabajo radicado en la oficina de campo de Miami que se especializaba en seguir la pista a crímenes relacionados con abuso de menores, solicitar menores para prostitución y tráfico de sexo.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments