Nation & World

Congreso uruguayo aprobó la despenalización del aborto

La ley de interrupción voluntaria del embarazo sancionada el miércoles por el Parlamento uruguayo despenaliza el aborto dentro de las primeras doce semanas de gestación, pero bajo ciertas condiciones.

A continuación se explican las situaciones en las que la ley uruguaya permitirá el aborto:

-Cuando la mujer quiera interrumpir su embarazo, el médico deberá disponer para el mismo día, o el siguiente, una consulta con un equipo integrado de al menos tres profesionales que deberá informar a la mujer sobre “las características de la interrupción del embarazo y de los riesgos inherentes a esta práctica” además de las alternativas al aborto provocado, los programas disponibles de apoyo social y económico o la posibilidad de dar a su hijo en adopción.

“El equipo interdisciplinario deberá constituirse en un ámbito de apoyo psicológico y social a la mujer, para contribuir a superar las causas que puedan inducirla a la interrupción del embarazo y garantizar que disponga de la información para la toma de una decisión consciente y responsable”, sostiene la norma.

-La mujer dispondrá luego de un “período de reflexión” mínimo de cinco días. Si ratifica su decisión, el médico debe coordinar “de inmediato” el procedimiento, buscando que “se oriente a la disminución de riesgos y daños”.

-Como excepción, se autoriza el aborto cuando el embarazo implique un grave riesgo para la salud de la mujer, cuando haya malformaciones incompatibles con la vida extrauterina o cuando el embarazo sea producto de una violación, en cuyo caso se puede abortar dentro de las 14 semanas de gestación.

-La decisión corresponde a la mujer. El padre solo puede participar de la decisión en caso que la mujer lo autorice, pero no puede forzarla a interrumpir su embarazo o a continuarlo.

-Todas las instituciones del sistema nacional de salud tendrán la obligación de cumplir con la ley. Si tienen “objeciones de ideario, preexistentes a la vigencia de esta ley” deberán acordar con las autoridades la forma en que sus usuarias accederán a un aborto.

-Sólo podrán realizarse abortos las ciudadanas uruguayas naturales o legales o las extranjeras que acrediten fehacientemente su residencia habitual en Uruguay durante un período no inferior a un año.

-Si la mujer no cumple con todos los trámites y plazos establecidos en la nueva ley e igual se realiza un aborto, podría ser penalizada según los términos de la ley de 1938, que pena con tres a nueve meses de prisión a la mujer que consienta un aborto, con seis a 24 meses a quien colabore con el mismo y con dos a ocho años a quien lo practique sin el consentimiento de la embarazada.

-El Poder Ejecutivo tendrá 30 días para reglamentar la ley tras su promulgación.

  Comments