Nation & World

Clinton asume responsabilidad de la seguridad en consulados

La secretaria de Estado norteamericana Hillary Rodham Clinton dijo que la responsabilidad por la seguridad en todas las misiones diplomáticas de Estados Unidos es suya, no de la Casa Blanca, con lo cual busca responder a las críticas republicanas hacia el gobierno del presidente Barack Obama por su manejo al ataque del mes pasado contra el consulado estadounidense en la ciudad libia de Bengasi.

“Asumo la responsabilidad”, dijo Clinton a la cadena de televisión CNN. “Estoy al frente de más de 60,000 personas en el Departamento de Estado, con 275 legaciones en todo el mundo”.

A menos de cuatro semanas de las elecciones presidenciales, la indignación legislativa y popular se ha cristalizado en torno a los comentarios del vicepresidente Joe Biden vertidos en el debate con su rival republicano Paul Ryan sobre que “no fuimos informados” de las peticiones de medidas de seguridad extras para el consulado, donde atacantes asesinaron al embajador estadounidense Chris Stevens y a otros tres funcionarios estadounidenses.

Audiencias legislativas pusieron al descubierto que el Departamento de Estado estaba al tanto, pero denegó las peticiones de más refuerzos y medidas de seguridad en Bengasi. Los voceros del Departamento de Estado y la Casa Blanca se afanaron el viernes por dejar claro que Biden, cuando hablaba de “nosotros”, se refería a la Casa Blanca, que no se ocupa de la seguridad de las legaciones.

Clinton respaldó la declaración de Biden. “El presidente y el vicepresidente no estaban al tanto de la situación o las decisiones específicas formuladas por profesionales en seguridad”, manifestó el lunes.

Clinton dijo al canal de televisión Fox News Channel que las decisiones “sobre la seguridad son adoptadas por profesionales en seguridad. Pero vamos a revisar todo para asegurar que hacemos lo quetenemos que hacer en un medio ambiente cada vez más arriesgado”.

Hay tres investigaciones separadas sobre el ataque en Bengasi: la del FBI sobre la muerte de cuatro funcionarios estadounidenses, una pesquisa independiente de una comisión designada por Clinton y las audiencias legislativas.

  Comments