Nation & World

Esposa de integrante de ‘Red Avispa’ pide liberación de agentes cubanos

Olga Salanueva, esposa del agente cubano René González, que pasó 13 años en prisión en Estados Unidos, solicitó hoy en Bruselas el apoyo de las autoridades europeas para que su marido obtenga permiso para regresar a Cuba y que sus cuatro compañeros que aún cumplen condena por espionaje sean liberados.

“Hay que seguir con esta influencia para ver si terminamos con esto”, indicó en declaraciones Salanueva, quien apeló a la solidaridad y a la presión internacional para que Estados Unidos permita regresar a Cuba a su marido, en libertad vigilada en ese país desde que salió de prisión en octubre del año pasado.

Salanueva participó hoy en una manifestación organizada por ONGs frente a la embajada de Estados Unidos en la capital belga, cuando se cumplen catorce años desde que González y sus cuatro compañeros ingresaron en prisión.

René González, Gerardo Hernández, Ramón Labaniño, Fernando González y Antonio Guerrero fueron detenidos en 1998 y hallados culpables en 2001 de conspirar y operar como agentes extranjeros sin notificarlo al Gobierno estadounidense.

Salanueva se reunió hoy con el arzobispo de Bruselas-Malinas, André Joseph Léonard, quien se solidarizó con su causa y aseguró que propondrá a la Conferencia Episcopal belga enviar sendas cartas al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y al papa Benedicto XVI en favor de la liberación de los agentes cubanos, explicó.

Además, mañana tiene previsto un encuentro con funcionarios del Servicio Europeo de Acción Exterior, en la que pedirá a la Unión Europea interceder ante Estados Unidos.

“Buscamos el empuje internacional, la solidaridad, para que Obama tome la decisión correcta”, indicó, y aseguró que el presidente estadounidense tiene en su mano la posibilidad de concederles la amnistía.

Apuntó que “Obama sabe que son inocentes porque así se lo han hecho saber organizaciones como Amnistía Internacional”.

Salanueva lamentó que Estados Unidos no le permita ver a su marido desde que fue encarcelado, ya que en 2000 fue deportada y, ocho años más tarde, se le comunicó que era “inadmisible permanentemente” en el país.

Aseguró que la vida de su marido en Estados Unidos corre peligro, ya que teme que grupos anticastristas puedan atentar contra él.

“Uno puede ser capitalista y buena persona, socialista y buena persona (…), pero no se puede ser terrorista y buena persona”, dijo Salanueva frente al medio centenar de manifestantes congregados ante la embajada estadounidense, recordando el alegato de su marido antes de entrar en prisión.

Según defendió, el grupo de “Los Cinco”, como se les conoce en Cuba, sólo intentó con su misión “evitar la muerte de otros ciudadanos” y recordó que el terrorismo contra el régimen castrista ya ha causado más de 3.000 muertes.

“Los Cinco”, que son considerados como “héroes” en Cuba, admitieron que eran agentes del Gobierno cubano, pero afirmaron que espiaban a “grupos terroristas de exiliados que conspiran” contra el entonces mandatario Fidel Castro, y no al Gobierno estadounidense.

René González fue condenado a quince años de cárcel, que por buena conducta se redujeron a trece, y actualmente debe cumplir otros dos de libertad vigilada en Estados Unidos.

Por su parte, Ramón Labañino fue condenado a 30 años de cárcel, Fernando González a 17, Gerardo Hernández -considerado el líder de la red- a dos cadenas perpetuas y Antonio Guerrero, a 21 años.

  Comments