Nation & World

Italia y Suiza movilizadas por la matanza de los Alpes, registro en Londres

Antoine Agasse

- Suiza e Italia estaban en alerta este sábado para evitar una posible fuga del o de los asesinos de una familia inglesa en los Alpes franceses, al tiempo que los investigadores esperan obtener nuevas pistas del registro en el domicilio de las víctimas cerca de Londres.

“Todos los países fronterizos están movilizados. Italia está a una hora y media, Suiza a una hora (del lugar del crimen). Los investigadores solicitaron asistencia a los países vecinos”, declaró el fiscal francés encargado del caso, Eric Maillaud.

“Hay que tener en cuenta que estamos en una zona de montaña, con numerosos senderos, lo que permite también numerosos itinerarios para escapar”, agregó.

Los investigadores están siguiendo la pista de un “todoterreno verde y de una motocicleta” que habrían sido vistos por el primer testigo que llegó al lugar, pero no es la única pista sobre la que se trabaja, señaló.

El automóvil de Saad Al Hilli, un ingeniero británico de 50 años, fue encontrado el miércoles por la tarde en un camino forestal cerca del pueblo de Chevaline, en las inmediaciones del lago de Annecy, en los Alpes franceses, donde estaba de vacaciones con su familia en un camping.

Dentro del vehículo se encontró su cadáver, el de su esposa Iqbal, originaria como él de Bagdad, y el de una mujer de más edad de nacionalidad sueca. Al lado, había un ciclista francés, víctima colateral de lo que parece ser la ejecución de toda una familia.

Las dos hijas pequeñas de la pareja, de 4 y 7 años, sobrevivieron a la masacre, pero la mayor resultó gravemente herida.

La autopsia de los cadáveres, que recibieron al menos una bala en la cabeza, terminó el viernes por la noche y el fiscal tenía previsto dar a conocer este sábado los resultados.

La autopsia ayudará a determinar si hubo uno o varios asesinos, teniendo en cuenta que en la escena del crimen se encontraron por lo menos 25 casquillos. “Es mucho para que sea un sólo hombre, pero todo es posible”, señaló el fiscal.

En Inglaterra, la investigación también se está acelerando. Cuatro investigadores franceses trabajan en coordinación con sus homólogos británicos para registrar el domicilio familiar de las víctimas en Claygate, un suburbio elegante al sur de Londres.

El sábado por la mañana tuvo lugar una reunión entre policías británicos y gendarmes franceses para “establecer una estrategia”. El registro será “muy prolongado”, indicó una fuente cercana a la investigación, agregando que duraría más de un día.

Saad Al Hilli, originario de Bagdad e instalado desde hace tiempo en Gran Bretaña, trabajaba desde hace casi dos años para una sociedad de micro-satélites, Surrey Satellite Technology Limited, (SSTL), perteneciente a Astrium, que a su vez es una filial del gigante aeronáutico EADS.

La víctima no aparecía en los registros de los servicios secretos.

Su hermano, que el jueves se presentó por voluntad propia a la policía británica para tener noticias y que reconoció haber tenido con él un diferendo financiero, será interrogado en Londres.

En Francia, los investigadores esperan obtener nuevas pistas de una “testigo clave” de la matanza, Zainab, la niña de siete años gravemente herida en el cráneo y que está en coma artificial.

“En cuanto los médicos lo autoricen, será interrogada por los investigadores”, indicó el viernes el fiscal.

“Esperamos que podrá decirnos lo que vio, dar descripciones, el número de personas, hombres o mujeres, el color de la piel, la ropa”, agregó el fiscal.

Su hermana menor Zeena, de cuatro años, sobrevivió tras permanecer escondida durante ocho horas a los pies de su madre muerta dentro del coche.

La pequeña, que “escuchó pero no vio nada” del drama, según el fiscal “no será interrogada de nuevo por los investigadores”.

  Comments