Nation & World

Unos 78,000 caracoles gigantes africanos capturados en Miami-Dade

En un agresivo esfuerzo por impedir que una invasiva especie de caracol establezca su hogar permanente en la Florida, 78,000 caracoles gigantes africanos de tierra han sido capturados en el pasado año, dijeron el miércoles funcionarios estatales de agricultura.

La plaga fue descubierta en septiembre del 2011. Los funcionarios tenían la esperanza de impedir que el caracol se uniera a otras especies exóticas de plantas, peces y animales terrestres que han encontrado refugio en el estado.

“Tras un año de lucha contra el caracol gigante africano de tierra con todos los recursos disponibles en estos momentos, nos sentimos todavía confiados de que podemos ganar esta batalla”, dijo Richard Gaskalla, director de la División de Industria de las Plantas del Departamento de Agricultura. “No obstante, necesitamos la ayuda continua del público si es que queremos tener éxito en la erradicación de esta peligrosa plaga”.

El caracol solamente ha sido detectado en el condado Miami-Dade, pero presenta riesgos significativos para el paisaje de la Florida.

El caracol gigante africano de tierra es considerado uno de los caracoles más dañinos del mundo porque devora por lo menos 500 tipos de plantas y puede causarles daños estructurales. Además, puede ser portador de un parásito que puede causar meningitis a los seres humanos.

Un programa destinado a erradicar la población de caracoles ha costado hasta el momento $2.6 millones en fondos estatales y federales, dijo Denise Feiber, portavoz de la División de la Industria de las Plantas.

El último brote reportado en la Florida ocurrió en 1966, cuando un niño de Miami entró tres caracoles de contrabando como mascotas. Su abuela los soltó en el jardín y ellos se multiplicaron. Demoró una década y costó más de $1 millón erradicar más de 18,000 caracoles.

No se sabe cómo llegó el caracol a la Florida esta vez, y no existe un cálculo seguro de cuántos quedan.

“Sabemos que ponen huevos, hasta 1,200 al año, y que viven nueve años. Solamente llevamos un año en esta campaña”, dijo Feiber.

Los funcionarios dieron crédito a los propietarios de viviendas por identificar y reportar la mayoría de los sitios infestados. Los caracoles fueron recogidos en 350 propiedades, sobre todo en áreas urbanas, dijo Feiber.

Cientos de estos caracoles, los cuales pueden crecer hasta alcanzar siete pulgadas o más de longitud, se recogen cada semana, dijeron funcionarios.

Los caracoles gigantes africanos de tierra son oriundos de la zona este de África. Su importación a Estados Unidos sin un permiso especial es ilegal. No se ha concedido permiso alguno.

Los caracoles establecieron además una población en Hawai durante los últimos 40 años, pero los esfuerzos de erradicación se enfocan en la Florida para impedir que la plaga se propague por el continente, dijo Andrea Simao, del Servicio de Inspección de Salud de Animales y Plantas del Departamento de Agricultura de EEUU.

  Comments