Nation & World

Ponen freno a superbacteria en famoso hospital

A lo largo de seis meses aterradores, una mortífera bacteria inmune a la mayoría de los antibióticos se propagó en el principal hospital de investigaciones del país. Muy pronto cada semana un nuevo paciente contraía el germen. Científicos en el Institutos Nacional de la Salud (NIH) aislaron a pacientes, limpiaron con cloro, incluso arrancaron tuberías – pero la bacteria persistió.

Para el final, 18 personas tenían el peligroso germen y seis murieron de infecciones sanguíneas del mismo. Otras cinco sobrevivieron al brote pero murieron a causa de las enfermedades que les habían llevado al famoso centro de los NIH inicialmente.

Requirió un desentrañamiento del ADN de la bacteria para resolver el problema de su diseminación, en una saga científica que ofrece lecciones a los hospitales en todas partes en su lucha para contener loa creciente amenaza de las superbacterias.

Todo comenzó con un solo paciente que portaba una superbacteria nueva conocida como KPC – Klebsiella pneumoniae– que resiste el tratamiento con una de las últimas líneas de defensa, antibióticos llamados carbapenems.

“No queremos que esto vuelva a suceder”, dijo la doctora Tara Palmore, epidemióloga para el Centro Clínico del NIH.

Las infecciones contagiosas que viven en los centros de salud constituyen una de las principales causas de muerte que se pueden prevenir, anualmente cobran unas 99,000 vidas.

  Comments