Nation & World

Evo Morales pedirá a Obama libertad para agentes cubanos presos

El presidente de Bolivia, Evo Morales, enviará una carta a su par de Estados Unidos, Barack Obama, para pedir la libertad de agentes cubanos detenidos en cárceles estadounidenses condenados por espionaje, dijo este jueves el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

Morales, un indígena de tendencia izquierdista y duro crítico de Estados Unidos, se reunió en La Paz con Adriana Pérez, esposa de Gerardo Hernández, uno de los cinco cubanos, juzgados en Miami a largas condenas bajo cargos de espionaje. Cuatro de ellos siguen en prisión y uno bajo libertad condicional.

“El presidente Evo se se ha comprometido a escribirle una carta al presidente Obama para pedirle la libertad de estos cinco compatriotas de la ‘patria grande’ que han dado su vida por la causa más noble de los seres humanos que es la libertad”, afirmó el ministro Quintana.

No precisó cuándo remitirá la misiva.

Quintana dijo que Morales “le ha manifestado a la compañera Adriana, al gobierno de Cuba y a todo el mundo su absoluta solidaridad, el apoyo incondicional a este compañero y a los otros cuatro compañeros () injustamente detenidos en la cárcel de Estados Unidos”.

También dijo que el presidente Morales pudo conversar telefónicamente con el cubano Hernández, “en una feliz coincidencia”, pues su esposa Adriana recibió justo una llamada celular, en el momento en que se hallaba en la reunión privada en la casona presidencial.

Los cinco cubanos fueron detenidos en 1998 y en 2001 recibieron largas condenas. Ellos son: Hernández, líder del grupo (dos cadenas perpetuas más 15 años), Ramón Labañino (cadena perpetua más 18 años), Antonio Guerrero (21 años más 10 meses), Fernando González (17 años, más nueve meses) y René González, liberado en octubre pasado tras cumplir su condena de 13 años, pero debe permanecer tres años más en libertad vigilada en Estados Unidos.

La Habana, que considera que los cinco son “héroes antiterroristas”, mantiene una campaña internacional para conseguir su libertad. Reconoce que eran sus agentes, aunque afirma que vigilaban a anticastristas de Miami y no espiaban a Estados Unidos.

  Comments