Nation & World

El hijo de Mitt Romney corteja al voto hispano en La Carreta

Craig Romney, el hijo del virtual candidato republicano a las elecciones presidenciales del próximo noviembre, cortejó al disputado voto hispano durante una breve visita a Florida, en la que conversó con pequeños empresarios del sur de este estado clave para las elecciones.

En vísperas de que la semana próxima comience en Tampa (Florida) la Convención Nacional Republicana, en la que previsiblemente se nombrará a su padre como candidato oficial en las elecciones de noviembre, Craig Romney continuó peleando por ganar para su progenitor el reñido voto hispano.

Para ello, su primera parada tras aterrizar en Florida fue en uno de los locales de la famosa cadena de restaurantes cubanos La Carreta, muy cerca del Aeropuerto Internacional de Miami, donde acudió acompañado de la representante republicana por Florida Ileana Ros-Lehtinen.

El joven, que habla español con soltura, se dirigió a los asistentes para decir que su padre “tiene un mensaje muy claro para todos los votantes”, ya que promete “hacer que este país vuelva al trabajo”.

“Hemos sufrido durante los últimos años bajo una economía en apuros, pero mi padre sabe cómo encarrilar de nuevo la economía”, defendió en declaraciones posteriores a la prensa.

Luego, en la localidad de Weston, al norte de Miami, Craig Romney participó junto a la senadora estatal republicana Anitere Flores, en un foro sobre pequeños negocios hispanos, donde explicó los planes de su padre para impulsar la creación y crecimiento de este tipo de negocios, fundamentales para el tejido empresarial estadounidense.

También habló de las promesas de campaña de Romney para reforzar la posición económica de la clase media estadounidense, al tiempo que intercambió con los asistentes, muchos de ellos hispanos, opiniones sobre la situación de la clase empresarial.

Según explicó un portavoz de la campaña de Romney, uno de los empresarios presentes le habló de sus dificultades para acceder a créditos bancarios que le permitan aumentar las inversiones de su negocio, algo que atribuyó a la mala situación económica, pero también a la excesiva burocracia requerida para la solicitud y concesión de préstamos.

Según el portavoz, con esta iniciativa se quiso favorecer también que el menor de los cinco hijos de Romney, que “conoce muy bien las propuestas y el programa de su padre”, recibiera de primera mano información sobre los mayores problemas de los pequeños empresarios de la región.

Entre las principales inquietudes transmitidas al hijo del posible próximo ocupante de la Casa Blanca no faltó la relativa a las propuestas de Obama en materia de seguro médico, algo que podría perjudicar al crecimiento de las pequeñas empresas, según expresaron algunos de los presentes.

El menor de sus hijos tomó así el testigo de Mitt Romney, quien la semana pasada ya hizo una breve parada de campaña para recaudar fondos en el sur de Florida, un estado de los llamados “bisagra” en el proceso electoral, ya que su voto no se decanta tradicionalmente por un mismo partido.

En línea con el mensaje de su padre, Craig Romney defendió una vez más que las medidas de Barack Obama no han sido capaces de reactivar la economía y crear puestos de trabajo en un país donde la tasa de desempleo supera el 8 % desde 2009.

El pasado lunes, poco después de anunciar que su compañero de fórmula en al vicepresidencia sería Paul Ryan, Romney estuvo en Miami y visitó El Palacio de los Jugos, uno de los locales latinos más antiguos de esta ciudad, bastión del exilio cubano.

Estuvo acompañado del senador de origen cubano Marco Rubio, quien también será el encargado de presentarlo en la convención nacional que comienza el próximo lunes en Tampa, en el centro del estado, en un claro esfuerzo más por ganar el voto hispano.

Esa ardua pelea que mantienen las campañas de los dos partidos estadounidenses por el voto hispano también es en parte responsable de que hoy, miércoles, Michelle Obama tenga previsto visitar Florida.

Un total de 1,4 millones de votantes hispanos están registrados en Florida y los latinos representan el 13 por ciento de los electores inscritos, de acuerdo cifras del Departamento estatal de Elecciones.

  Comments