Nation & World

Fustigan propuesta de FPL para aumento de tarifas

Una propuesta de último minuto hecha esta semana por Florida Power & Light de llegar a un acuerdo en su propuesta de aumento de precio por medio de ofrecer incentivos a los usuarios que más corriente consuman en el estado fue duramente criticado el jueves por el principal defensor estatal de los consumidores, quien advirtió que eso aumentará los costos a la mayoría de los clientes.

J.R. Kelly, director de la Oficina del Defensor Público, cuestionó con vehemencia la alegación de FPL de que su propuesta más reciente bajaría el aumento de precio a los consumidores de $690 millones al año a $378 millones, diciendo que el acuerdo de cuatro años pone en marcha en realidad una serie de aumentos automáticos que aumentaría los precios básicos hasta el 2016 y costaría a los consumidores $1,000 millones al año en cargos adicionales.

“No lo vamos a firmar”, dijo Kelly. “Simplemente no nos parece que sea un buen negocio para los consumidores”.

FPL ofreció el acuerdo el miércoles tras llegar a un acuerdo con los mayores usuarios comerciales de electricidad del estado, los hospitales y las bases militares. La propuesta de acuerdo se anunció solamente días antes de la fecha en que estaba fijado que la Comisión de Servicio Público estatal (PSC) estudiaría el caso el lunes en Tallahassee.

La decisión está ahora en manos de PSC. Ellos deben aprobar el acuerdo o rechazar la propuesta de FPL, y posponer las audiencias o continuarlas. PSC rara vez ha aprobado un acuerdo al que se oponga el defensor estatal de los consumidores.

FPL alega que necesita cobrar más a los consumidores a medida que lleva a cabo sus planes de construir nuevas centrales energéticas en Cabo Cañaveral, Rivera Beach y Port Everglades. La compañía dijo que el acuerdo propuesto permitiría a la compañía subir los precios automáticamente a medida que cada central empieza a trabajar, evitando que los reguladores tengan que revisar de nuevo los precios en ese momento.

Si PSC aprobara el acuerdo propuesto, las cifras de FPL muestran que el aumento neto para un consumidor residencial que use 1,000 kilovatios por hora de electricidad sería de unos 93 centavos por mes, a partir del 1 de enero del 2013. Cuando empiece a funcionar una nueva central energética en junio del 2013, se espera que el precio subiría otros 28 centavos para combinarse en $1.21 más por mes. Habría aumentos adicionales hasta el 2016, a medida que cada una de las tres plantas empiece a funcionar, pero FPL no brindó esas cifras. Si PSC rechaza el aumento de precio, la cuenta promedio del consumidor por 1,000 kilovatios por hora disminuiría en $4.66 al mes, según las cifras de FPL.

Eric Silagy, presidente de FPL, presentó la factura actual de la compañía como justificación para permitir que los aumentos se aprueben.

“Estamos complacidos de proponer una solución que limitaría el aumento para el consumidor residencial típico a unos 4 centavos al día, incluyendo cambios en los precios básicos, el combustible y otros componentes de la factura”, dijo en un comunicado escrito. “Bajo esta propuesta de acuerdo, se proyecta que nuestros consumidores continuarían teniendo las facturas típicas más bajas en el estado, además de una confiabilidad y un perfil de emisiones que están entre los mejores del país”.

FPL tiene el apoyo del Grupo de Usuarios Industriales de Electricidad de la Florida, la Asociación de Hospitales y Atención Médica del Sur de la Florida, y Agencias Ejecutivas Federales. El Grupo de Usuarios Industriales de Electricidad de la Florida, el cual representa a las grandes compañías, ha sido uno de los opositores más reacios a los aumentos de precio anteriores. Los grupos elogiaron esta propuesta como una manera de ofrecer estabilidad en un momento económico difícil.

“Este acuerdo brindará a los mayores clientes industriales y comerciales de la Florida precios predecibles durante los próximos cuatro años, algo importante en lo que la economía de la Florida emerge de la Gran Recesión”, dijo Jon Moyle, abogado de los grandes usuarios de electricidad.

Kelly respondió que los grandes usuarios de electricidad representan sólo una fracción de los clientes a quienes FPL presta servicios, pero son los que más se benefician de la oferta de acuerdo. En contra del mismo está la Federación de Minoristas de la Florida, la Ciudad de Pinecrest y clientes individuales que se han unido al caso legal.

Kelly dijo que el plan de FPL brinda más descuentos a los grandes usuarios por medio de pasar esos costos — unos $50 millones — a los clientes residenciales y los negocios pequeños. Señaló que FPL usó la reciente oferta para pedir ítems que no había solicitado en su pedido original, tales como aumentar las penalidades por pagar tarde de $5 a $6 al mes, “y eso recae sobre las espaldas de los que menos pueden permitírselo”.

“Me pregunto, si reviso el caso y lo pierdo todo, ellos recibirían $690 millones. ¿Por qué debería firmar esto y darles $1,000 millones?”, dijo Kelly.

Dijo que FPL está haciendo excesivas ganancias, usando su monopolio sobre la electricidad para subsidiar las ganancias de los accionistas en el lado no regulado de su negocio en su compañía madre, NextEra, y no puede justificar el aumento de precio. El está pidiendo a los reguladores que rechacen la petición de FPL y en lugar de eso bajen las facturas de los consumidores en unos $253 millones al año.

El acuerdo propuesto reduciría en realidad el rendimiento propuesto sobre el capital de la compañía, una medida de las ganancias que la compañía genera para sus accionistas, del 11.25 por ciento pedido por la compañía a 10.7 por ciento. Kelly cree que el nivel debería estar más cerca del 9 por ciento. El nivel actual es del 10 por ciento.

Se puede contactar a Mary Ellen Klas al meklas@MiamiHerald.com. Síguela en Twitter @MaryEllenKlas

. Follow her on Twitter @MaryEllenKlas

  Comments