Nation & World

Apalean a anciano de 88 años en La Pequeña Habana

Un anciano de 88 años de Miami se está recuperando en el Hospital Jackson Memorial después de la brutal golpiza que le propinó un joven que se le exigió le diera dinero.

Los familiares de Félix Espinosa dijeron que el ataque fue tan terrible que la cara del hombre quedó casi irreconocible.

“Tiene la cara muy golpeada e hinchada. Le salía sangre de la boca y los ojos”, le dijo Nereida Santana, nieta de Espinosa, al anal CBS4.

Santana dijo que su tío es un buen hombre que le gusta jugar dominó. Aunque últimamente el cuerpo se le ha debilitado debido a la diabetes y a un padecimiento cardíaco, Santana dijo que conserva todavía la mente tan clara como siempre.

“Es una persona muy calmada. No se busca problemas con nadie ni con nada”, agregó Santana.

Todos los días Espinosa toma el autobús para ir a una clínica que le da almuerzo a los ancianos. En su camino a la cafetería, Espinosa pasó por la calle 7 y la avenida 10 del suroeste, donde recibió la peor golpeadura de su vida.

De acuerdo con el informe policial, Espinosa estaba esperando en una parada de autobús cuando un hombre de unos 20 años se le acercó y le dijo que le diera dinero. Él le respondió diciéndole que no tenía dinero y fue en ese momento que el hombre comenzó a pegarle y el ataque fue tan atroz que Espinosa ni siquiera sabe si el hombre utilizó sus manos o le dio con algún objeto.

Después del ataque la policía dijo que Espinosa pensó que no tenía dinero para pagar a una ambulancia, de modo que volvió a su apartamento de La Pequeña Habana y trató de limpiarse la sangre. Cuando regresó a la calle, un trabajador de la construcción se percató de las heridas que tenía y llamó al 911.

“Estaba completamente solo, ¿qué podía hacer? Es una persona muy vieja”, dijo Santana.“¿Qué quiere decirle al hombre que le hizo esto a su tío?”, le preguntó Zea.

“Quiero decirle que es un abusador que debe pagar por el delito que cometió”, dijo Santana. “Es un monstruo”.

  Comments