Nation & World

Obispo llama a 'cambiar la mentalidad' y construir 'una Cuba nueva'

Un obispo católico llamó a los cubanos a “cambiar la mentalidad” y construir “una Cuba nueva” con reconciliación y sin desconfianza, en un mensaje radial por el día de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, que se celebra el jueves en toda la isla.

“El deseo de cambiar muchas cosas que deben ser cambiadas está en la mente y el corazón de los cubanos. Pidamos que todo esto se sepa hacer bien”, dijo Wilfredo Pérez, obispo de Guantánamo (oriente), al referirse a los llamados del mandatario Raúl Castro para reformar el agotado modelo económico centralizado.

Se debe “construir una casa nueva, una Cuba nueva. Uno puede mejorar su casa pintando la fachada, cogiéndole las goteras, pero la casa sigue siendo la misma”, comentó Pérez en su mensaje radial por la fiesta de la Patrona de Cuba, cuyo texto publica el sitio de la Conferencia de Obispos.

La Iglesia Católica cubana, en voz de su líder, el cardenal Jaime Ortega, ha apoyado públicamente las reformas emprendidas por Raúl Castro, quien pide un cambio de “mentalidad” para vencer la “inercia” y la burocracia.

Pérez exhortó a los cubanos a que “los primeros en cambiar sus actitudes seamos nosotros y, si es necesario, sepamos perdonar y olvidar”. “Recemos para vencer las desconfianzas”, agregó.

El prelado también abogó por el rescate de los valores morales y arremetió contra la promoción en los medios de comunicación del “sexo seguro”, dirigida a los jóvenes, en lugar “del valor de la castidad, de la pureza, del dominio de sí mismos, de la fidelidad”.

Cuba festeja el día de la Caridad del Cobre con procesiones, autorizadas por el Gobierno después de la visita del Papa Juan Pablo II en enero de 1998, al igual que el acceso que tienen los obispos a los medios de comunicación en las fiestas religiosas.

Las relaciones entre Iglesia y el Gobierno comunista, tensas durante medio siglo, mejoraron notablemente después de que Raúl Castro y Ortega iniciaron un inédito diálogo en mayo de 2010, cuyo resultado principal fue la excarcelación de unos 130 presos políticos.

  Comments