Nation & World

Se disparan embargos hipotecarios en Florida

En la primera mitad del año, los embargos hipotecarios siguieron haciendo estragos en el mercado de la vivienda del sur de la Florida, con una de cada 30 casas sufriendo problemas, según un reporte publicado el jueves por RealtyTrac. La compañía de Irvine, Calif., pronosticó poco cambio en los últimos seis meses del 2010. Se pronostica que más de 3 millones de casas en todo el país caerán bajo embargo este año, haciendo bajar los precios todavía más.

Entre enero y junio hubo 95,357 embargos en el sur de la Florida, un aumento del 99.5 por ciento en comparación con el mismo período del 2009. Las cifras de RealtyTrac combinan presentaciones iniciales de embargo, avisos de subastas y reposesiones bancarias, el último paso en el proceso del embargo.

En el condado de Miami-Dade, 38,396 propiedades estaban en embargo entre enero y junio, lo que representa un aumento de 11.5 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado, según el Reporte Semianual sobre el Mercado de Embargos del 2010 de RealtyTrac.

En lo que estas propiedades siguen entrando en el mercado, tienden a hacer bajar los precios de las casas y son un obstáculo en la recuperación del mercado de la vivienda, dijo Jack McCabe, presidente de McCabe Research & Consulting en Deerfield Beach.

‘No vamos a ver estabilidad en nuestros mercados de vivienda hasta que estas propiedades con problemas no recorran todo el sistema'', dijo, pro

nosticando un regreso a la normalidad en algún momento del 2012.

El condado de Broward tuvo 37,988 embargos en la primera mitad del año --una de cada 21 casas-- y vio un aumento de 3.6 por ciento en los embargos en comparación con el año pasado. En el Condado de Monroe, hubo 891 embargos entre enero y junio, una disminución de alrededor de 2 por ciento.

Aunque el número de propiedades con problemas ha aumen

tado este año, la primera mitad del 2010 mostraba una disminución en las nuevas presentaciones de embargos cuando se la compara con la primera mitad del 2009, cuando las presentaciones de embargo llegaron a sus máximos niveles.

Anthony Askowitz, un corredor y propietario de dos oficinas Re/Max, dijo que el mercado sigue procesando un gran atraso de casas bajo embargo. A muchas propiedades les lleva más de un año recorrer el pro

ceso.

"En muchos casos, algunas de esas demandas de embargo se llevaron año y medio'', dijo Askowitz, que ha representado bancos implicados en embargos. "Es un flujo estable, estamos ocupados pero estábamos ocupados el año pasado y el anterior a ese''.

El sur de la Florida sigue superando al resto de la nación en presentación de embargos, con una de cada 30 casas con problemas. Nacionalmente, la cifra es una cada de cada 78 casas. La Florida es segunda de la nación en total de embargos, detrás de California, según encontró el reporte.

Nacionalmente, hubo más de 1.9 millones de embargos en la primera mitad del año, un aumento de 8 por ciento en comparación con la primera mitad de 2009.

Una tendencia subrayada en las cifras nacionales y locales fue el aumento en las reposesiones bancarias y la desaceleración en las nuevas presentaciones de embargos.

Un reciente reporte de Condo Vultures, radicado en Bal Harobur, mostraba que más de 24,000 propiedades en el sur de la Florida habían sido reposeídas por un banco en los primeros seis meses del año. Eso es un aumento de 83 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado. Las nuevas presentaciones de embargos bajaron 34 por ciento, a sólo 35,00, según encontró el reporte.

Nacionalmente, las reposesiones bancarias subieron 38 por ciento y las nuevas presetnaciones bajaron 4 por ciento.

Con los embargos dominando las ventas de casas en el sur de la Florida - casi la mmitad de todas las ventas de casas de Miami-Dade de este año implicaron propiedades con problemas - la presión sobre los precios de las casas ha sido significativa, encontró RealtyTrac.

A nivel estatal, los precios de las ventas de los embargos estuuvieron 28 por ciento por debajo de las ventas regulares. En Miami-Dade, los precios de las ventas de los embargos promediaron $149,236 en mayo, reflejando un descuento de 33 por ciento en comparación con las ventas tradicionales. En Broward, el precio promedio de un embargo fue de $127,258, un descuento de 21 por ciento.

"Un gran pedazo del inventario va a ser ventas cortas y embargos'', dijo McCabe. ‘‘Estas ventas problemáticas van a ser los propulsors de los precios''.

  Comments