Nation & World

Acusan a tres cubanos de secuestrar a compatriotas en México

Tres cubanos de Miami fueron encausados criminalmente en Tampa esta semana acusados de conspiración, secuestro y extorsión en un caso que involucró el secuestro de inmigrantes cubanos en México donde se les retenía como rehenes hasta que sus familiares pagaran rescate, según un informe dado a conocer el jueves por la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE).

La causa, que marca un hito importante en una investigación del ICE, implicó a los hermanos Carlos Martínez de la Flor, de 32 años, y Héctor Daniel Camejo de la Flor, de 23 años, y su tío Alexis Alberto Viltres Ramos, de 42. Según ICE, Camejo de la Flor y Viltres Ramos son de Miami mientras que Martínez de la Flor vivía en Miami pero luego se mudó a México.

Si resultan culpables y son condenados en la causa presentada en la corte federal de Tampa, cada uno de los acusados podría ser sentenciado a cadena perpetua.

Martínez de la Flor, Camejo de la Flor y Viltres Ramos, según ICE, participaron en una conspiración bajo la cual cubanos en la isla que tienen familiares en Estados Unidos eran engañados. Se les decía que viajarían en embarcaciones que los llevarían a Estados Unidos, pero que en realidad iban a México.

El caso es el más reciente que involucra a inmigrantes traídos por México y retenidos como rehenes por traficantes hasta que paguen.

ICE no dijo a que lugar en México transportaban a los inmigrantes. Pero la mayoría de inmigrantes cubanos que llegan a Estados Unidos a través de México primero viajan en bote de Pinar del Río, en el occidente de la isla, a la península de Yucatán en México.

En el caso de Tampa, cuando los inmigrantes abordaban las embarcaciones, los traficantes los llevaban a México donde los convertían en rehenes.

ICE dijo que los traficantes habían dicho a una de sus víctimas, cuyo padre vive en Tampa, que si no se hacía el pago su hijo sería muerto a golpes.

"Llamaron al padre y le dijeron que si quería ver a su hijo de nuevo, tenía que pagar el rescate'', según el comunicado de ICE.

Agregó que Martínez de la Flor presuntamente operaba una casa en México donde los traficantes retenían a los rehenes y exigían rescate.

Camejo de la Flor y Viltres Ramos, que estaban en la Florida, presuntamente cobraron el rescate que en ultima instancia pagó el padre de la víctima para obtener su liberación, según ICE.

En septiembre del año pasado, El Nuevo Herald reportó desde la ciudad de México sobre un caso similar en que contrabandistas de inmigrantes tenían retenidos a rehenes cubanos.

El artículo citaba el caso de Yurizán González, cuyos secuestradores le habían hecho un corte en el oído en la habitación de una casa abandonada en Cancún, un balneario internacional en la península de Yucatán, donde lo tenían en cautiverio.

González, entrevistado por El Nuevo Herald en la estación de inmigración de Las Agujas al sur de la capital mexicana, era uno de varios cubanos indocumentados en México que, durante las primeras dos semanas de septiembre, fueron torturados, golpeados y amenazados por la banda de tráficantes de personas.

Algunos de los secuestradores eran cubanos de Miami y otros eran mexicanos, según las descripciones que las víctimas dieron a El Nuevo Herald.

Los rehenes fueron rescatados por soldados mexicanos dos semanas después de que llegaron de Cuba.

Y el mes pasado, do cubanos de Hialeah, una madre y su hijo, fueron sentenciados en la corte federal después de que se declararon culpables en un caso en que un inmigrante indocumentado de Guatemala fuera retenido como rehén porque un familiar no pagó el costo de su transporte a Estados Unidos a través de México.

  Comments