Nation & World

Cuba alerta sobre posible muerte de Fariñas

El gobierno cubano informó por primera vez que el opositor en huelga de hambre Guillermo Fariñas está en riesgo de perder la vida por un coágulo en la yugular, pero el disidente persiste en mantener su ayuno hasta que se liberen los presos políticos, según sus familiares.

"Hoy el paciente tiene un peligro potencial de muerte, porque depende de la evolución de ese trombo (...)'', afirmó el médico Armando Caballero, jefe de los servicios de terapia intensiva del Hospital de Santa Clara, donde está ingresado Fariñas desde el pasado 11 de marzo.

En una inusual entrevista publicada en el diario oficial Granma, a escasos dos días de la visita a La Habana del ministro español de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, el médico que atiende al opositor observó que "estamos en los límites'' y "estamos casi imposibilitados de alimentarlo por otro catéter''.

Fariñas dejó de ingerir comida y líquidos hace 130 días.

"Desde el domingo [pasado] hasta hoy hemos visto una discreta mejoría, aunque no podemos afirmar que se descarte una complicación más seria'', alertó Caballero.

Fariñas, sicólogo y periodista independiente de 48 años, comenzó su huelga el 24 de febrero para exigir la libertad de una veintena de disidentes enfermos. Un día antes del inicio de su protesta había muerto el preso político Orlando Zapata Tamayo, al cabo de un ayuno de 83 días.

La publicación no explica las razones de la huelga de hambre. Tampoco detalla o menciona en términos generales la postura crítica de Fariñas, que acusa a La Habana de violar sistemáticamente los derechos humanos y negar la libertad de ideas.

La activista Liset Zamora, portavoz de Fariñas, afirmó a El Nuevo Herald que la entrevista del órgano oficial del gobierno cubano no hace más que confirmar el delicado estado de salud del opositor. Agregó que en los próximos días presentarán un declaración pública a petición del propio Fariñas, subrayando los motivos del disidente para negarse a ingerir alimentos sólidos.

"Sobre su estado de salud no hay más que agregar en esa entrevista. Lo único que hay que añadir es que Fariñas me pidió que redactáramos un artículo para hacer ciertas precisiones'', sostuvo Zamora. "Por ejemplo, es muy fácil plantear que se niega a comer, pero es que realmente lo está haciendo [la huelga] para demandar a Cuba por la licencia extrapenal de 25 presos. Si él muere, será la culpa del gobierno'', acotó.

En relación a los gastos médicos que se mencionan en la publicación, Zamora precisó que es única y exclusiva responsabilidad del régimen cubano debido a su intransigencia política.

Según la nota oficial, las autoridades han invertido unos $150,000 en los cuidados médicos del disidente.

"El gobierno prefiere hacer gastos médicos y no dar la licencia extrapenal a los presos que realmente, al final, van a morir porque están muy enfermos'', afirmó Zamora.

Alicia Hernández, madre de Fariñas, confirmó lo dicho por Caballero, aclaró que su hijo se mantiene firme en su protesta e interpretó el artículo de Granma como un intento del Gobierno de "evadir responsabilidad'' ante el estado crítico del opositor, informó la agencia EFE.

A raíz de conversaciones con representantes de la Iglesia Católica, en las últimas semanas las autoridades trasladaron a 12 reos de conciencia a cárceles cercanas a sus hogares y liberaron a Ariel Sigler Amaya, que está confinado a una silla de ruedas.

Al inicio de estos encuentros, Fariñas comunicó a la jerarquía de la Iglesia que sólo está dispuesto a abandonar su protesta si son excarcelados los presos más enfermos. Las autoridades del régimen se "comprometen'' a organizar "un calendario para [la excarcelación de] el resto. En Cuba hay casi 200 presos políticos.

Héctor Palacios, líder de la agrupación opositora Unidad Liberal de la República de Cuba, dijo que la entrevista de Granma responde al intento del régimen castrista de cubrir un problema que "no tiene retorno''.

"Nunca hemos dicho que los médicos tratan mal a nadie, sino que es el gobierno cubano es el que trata mal a la gente. Y si Fariñas muere será porque el gobierno le dio la gana. Es así como hay que interpretarlo'', indicó Palacios.

En otro momento descartó que el viaje de Moratinos a Cuba tenga alguna relación con la publicación, ya que el fondo del problema, según anotó, es la postura de cero tolerancia que "no es capaz de negociar ni comprender''.

Los medios de prensa cubanos en raras ocasiones se expresan sobre los disidentes, a quienes califican de "mercenarios'' y agentes pagados por el gobierno estadounidense.

La reconocida bloguera Yoani Sánchez, autora de la bitácora digital Generación Y, afirmó a El Nuevo Herald que la entrevista central a dos páginas sobre la salud de Fariñas "tiene un carácter de nota necrológica''.

"Están abonando el terreno de la opinión pública para acostumbrar a las personas, dentro y fuera, que Fariñas va a morir'', declaró Sánchez. "Eso no es nuevo, ya se había estado comentando en una serie de reuniones a nivel de los CDR (Comités de Defensa de la Revolución), núcleos del partido y universidades para hablar de Fariñas en el pasado''.

En más de una ocasión Fariñas ha dicho que no teme entregar su vida por defender a los opositores. La crisis ha tocado fondo en el plano internacional. Ayer sábado el presidente chileno, Sebastián Piñera, anunció que realizará gestiones, ante Cuba y las Naciones Unidas (ONU), para evitar la muerte del disidente Fariñas.

Sánchez dijo sentirse alarmada porque el régimen está manejando la crisis a su antojo. "Siguen en la posición de no ceder'', añadió.

Esta nota se complementó con los servicios de noticias de El Nuevo Herald.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments