Nation & World

Arrestados dos sospechosos de asesinar a turista ruso en hotel de Miami Beach

Los dos sospechosos en una balacera mortal en un hotel de Miami Beach atacaron sus víctimas con vaporizador de pimienta antes de dispararle a una de ellas y luego escapar por una puerta trasera.

La policía de Miami Beach arrestó a los dos sujetos por la muerte a tiros de un turista ruso que tuvo lugar el sábado en el Miami Beach Resort & Spa. Una cámara de vigilancia del hotel capturó a ambos huyendo escaleras abajo, dijo la policía.

Duran A. Reed, de 25 años, y vecino de Miami, y Turaine Depri Burgess, de 21 años, y residente de Millsboro, Delaware, fueron acusados de homicidio en segundo grado y robo a mano armada en la muerte de Roman Gubanov, de 38 años, de Tver, Russia.

Según los investigadores, el incidente tuvo que ver con drogas.

A continuación lo que ocurrió, de acuerdo con un informe de la policía:

Gubanov y un amigo también ruso, Andrey Orlov, se acercaron a Reed y a Burgess el día antes de la balacera, con el propósito de comprar cocaína.

Todos estuvieron de acuerdo de hacer negocio al día siguiente en la habitación de Gubanov y Orlov en el piso 11 del hotel.

Reed y Burgess llegaron según lo planeado, y se fueron rápidamente, diciendo que regresarían en 20 minutos con la droga.

Dos minutos después, sin embargo, entraron a la fuerza en la habitación, apuntándole a los dos hombres con un arma y una lata de vaporizador de pimienta, apoderándose de $500 en efectivo y de una cámara fotográfica.

Cuando Gubanov trató de detenerlos, Reed roció a los dos hombres con la pimienta, que fue lo que causó el penetrante olor que obligó después a las autoridades a evacuar el hotel.

Gubanov entonces se apoderó de una botella de whiskey para protegerse de Burgess, pero Reed le disparó en el pecho. En la refriega, Burgess resultó herido de bala accidentalmente en la mano izquierda.

Después, los dos atacantes huyeron utilizando la escalera trasera y cuando llegó la policía ya habían desaparecido hacía tiempo.

Al llegar las autoridades al hotel a alrededor de las 10 p.m., encontraron a Gubanov muerto de un disparo en el pecho y a Orlov completamente perturbado y todo cubierto de sangre.

Las videocintas de las cámaras de seguridad y entrevistas con testigos llevaron a la policía hasta Reed y Burgess, dijo el detective Kenny Matthews, portavoz de la policía de Miami Beach.

El tiroteo y el fuerte olor que desprendió la pimienta obligaron a las autoridades a evacuar a los más de 1,000 huéspedes del hotel durante varias horas.

Matthews dijo que tanto Burgess como Reed tienen antecedentes penales.

Deborah Doty, también portavoz de la policía de Miami Beach expresó pena por los huéspedes y clientes del hotel cuya noche quedó abruptamente interrumpida, entre ellos el primer ministro de Belice, que era el orador principal de una cena, y una boda con 100 personas que acababa de comenzar.

''Teníamos que cerciorarnos de que el hotel estuviera seguro antes de permitir que nadie volviera a entrar'', señaló Doty.

  Comments