Nation & World

Apetito por la compra de casas en el sur de la Florida

El mercado de bienes raíces del sur de la Florida quedó protegido de una caída nacional en las ventas gracias al interés continuado de compradores extranjeros y quienes pagan en efectivo.

Como esos compradores no eran elegibles para un crédito fiscal, su apetito por bienes inmobiliarios no se apagó luego que ese beneficio expirara a fines de abril.

En los dos meses transcurridos desde que expirara el crédito fiscal, las ventas pendientes en los condados Miami-Dade y Broward han bajado en un 2.6 por ciento, según la Asociación de Corredores Inmobiliarios del Gran Miami y las Playas (RAMB).

Pero esa disminución es relativamente inofensiva en comparación con el rápido descenso en las ventas que tuvo lugar a nivel nacional al expirar el subsidio federal. Las primeras cifras de las ventas tras la expiración del crédito de impuestos, dadas a conocer el jueves, mostraron un descenso de ventas pendientes del 15.9 por ciento en mayo, según cifras de la Asociación Nacional de Corredores Inmobiliarios. Año tras año, las ventas pendientes bajaron en un 30 por ciento.

En junio, los potenciales compradores de vivienda en el condado Miami-Dade firmaron 10,366 contratos de compra, un aumento del 53 por ciento en comparación con el mismo mes del año pasado, pero una disminución del 1 por ciento con respecto a mayo, de acuerdo con cifras publicadas el jueves por RAMB. En Broward, las ventas pendientes subieron en un 28.7 por ciento desde junio del 2009, pero bajaron 2.7 por ciento para el mes, a 8,031.

Helen Jeanne Nicastri, corredora de bienes raíces y presidenta de la agencia Master Brokers Forum, de Miami, dijo que el interés de compradores mexicanos, brasileños y europeos ha ayudado en la venta de propiedades de lujo en los últimos meses.

"Eso es lo que veo, están entrando compradores internacionales fuertes al mercado'', declaró Nicastri, quien tiene pendiente una venta de $12.9 millones a un comprador extranjero. "A ellos los atrae EEUU por nuestros precios, ya que este es uno de los estados más afectados de la nación. Nuestros precios son increíbles''.

Las ventas en el sur de la Florida han mantenido su nivel debido a los precios muy bajos, tasas de interés bajas y una presencia de compradores que incluye a inversionistas al por mayor y extranjeros que compran en efectivo, comentó Jack McCabe, director ejecutivo de McCabe Research & Consulting.

"Tenemos una presencia de compradores que vienen de los cuatro puntos cardinales, mientras que muchos otros mercados dependen solamente de compradores estadounidenses'', indicó.

Las cifras fueron publicadas al día siguiente de que el Congreso aprobara un proyecto de ley que daría a los compradores de viviendas tres meses adicionales para cerrar la compra de una vivienda y obtener un crédito fiscal de hasta $8,000. Muchos compradores que firmaron contratos para adquirir viviendas antes de la fecha límite del 30 de abril no pudieron cerrar la venta antes del 30 de junio, la fecha tope original para el cierre. La medida, que se espera será aprobada por el presidente Barack Obama, extendería la fecha tope hasta el 30 de septiembre, aunque nuevos contratos no se beneficiarían de la medida.

A nivel local, las ventas de condominios fueron más fuertes que las de casas unifamiliares, con grandes aumentos de un año a otro y ligeras disminuciones con respecto al mes. En Miami-Dade, se firmaron 5,876 contratos, un aumento del 76.4 por ciento desde mayo del 2009, pero 0.64 por ciento por debajo desde abril del 2010.

En Broward, las 4,429 ventas pendientes de condominios en junio representan un aumento del 56 por ciento para el año, pero una disminución del 2.3 por ciento en el mes.

Aunque ya no hay créditos fiscales, los precios bajos ayudaron a mantener interesados a los compradores. Los precios de los condominios siguen estando muy por debajo del máximo, con las ventas promedio de mayo en $81,500 en Broward y $126,100 en Miami-Dade, donde los precios bajaron otro 10 por ciento con respecto a mayo del 2009.

Los precios de las viviendas unifamiliares han subido ligeramente, aumentando en mayo a $196,700 en Miami-Dade y $216,400 en Broward. Esos precios han subido un 1 por ciento y 18 por ciento, respectivamente, desde mayo del 2009.

En Miami-Dade, las ventas pendientes de casas unifamiliares aumentaron en junio 31 por ciento con respecto al año anterior, a 4,490, pero bajaron 1.15 por ciento desde mayo.

En Broward, las ventas pendientes de casas unifamiliares en junio aumentaron 20.6 por ciento de un año a otro, pero bajaron 2.7 por ciento de un mes a otro. Los compradores de Broward firmaron 3,602 contratos en junio, por debajo de los 3,719 firmados en mayo.

Aunque las disminuciones de un mes a otro fueron menores de lo que temían algunos analistas del mercado, lo cierto es que al mercado local le falta mucho para recuperarse.

Tanto un gran inventario atrasado de propiedades en ejecución hipotecaria, el alto desempleo y los precios en baja de los condominios siguen amenazando con prolongar el camino hacia la recuperación.

Durante las últimas cuatro semanas, el número de casas y viviendas en el mercado ha ido aumentando, el primer incremento mensual en casi dos años, según un análisis de la firma de asesoría de bienes raíces Condo Vultures. El continuo aumento del inventario durante las últimas semanas podría señalar una "doble caída'' en los precios de la vivienda, comentó Peter Zalewski, miembro de la directiva de Condo Vultures en Bal Harbour.

El mercado local de trabajo, que es crucial para la demanda, continúa en crisis en el sur de la Florida, con un índice de desempleo significativamente más alto que el promedio nacional.

El índice de desempleo de Miami-Dade, ajustado según la temporada, subió en mayo al 12.4 por ciento en mayo, mientras que el de Broward bajó ligeramente al 9.8 por ciento. A nivel nacional, el desempleo se ha mantenido alrededor del 9.7 por ciento en los últimos meses.

"Tenemos muchos datos contradictorios en el mercado'', indicó McCabe. "Además del inventario de RAMB, podría haber hasta el doble de inventario que no ha salido todavía al mercado, podría haber ejecuciones inmobiliarias y ventas a corto plazo. Eso seguirá haciendo bajar los precios''.

  Comments