Nation & World

Piden a Obama que aclare si suspenderá deportaciones

Ocho senadores republicanos pidieron esta semana al presidente Barack Obama aclarar los rumores de que suspendería las deportaciones u ofrecería estadía provisional a millones de indocumentados, debido a que el Congreso sigue renuente a debatir la reforma migratoria.

La carta de los senadores surge tras semanas de rumores en Washington sobre una posible orden ejecutiva que prohibiría las deportaciones de indocumentados sin antecedentes penales.

Sin embargo, Moira Mack, vocera de la Casa Blanca, dijo que la administración no estaba al tanto de la carta.

"No hemos recibido aún la carta'', indicó Mack. "La examinaremos cuando la recibamos''.

Funcionarios de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) han reiterado que su prioridad es la detención y deportación de extranjeros con antecedentes penales. Pero también admiten que siguen deteniendo y deportando a indocumentados sin antecedentes penales, aunque se trata de un asunto de "baja prioridad''.

Según cifras de ICE, de octubre a junio hubo disminución de deportaciones de inmigrantes sin antecedentes, en comparación con los años fiscales 2008 y 2009. Activistas que defienden los derechos de los inmigrantes expresaron escepticismo sobre las estadísticas y culparon al Congreso por la falta de una reforma migratoria.

"Los senadores admiten que las leyes de inmigración necesitan ser enmendadas'', dijo Cheryl Little, directora ejecutiva del Centro de Defensa del Inmigrante de Florida. "Y es el Congreso que claramente ha fracasado en aprobar las reformas migratorias integrales que se necesitan desesperadamente, reformas que estos mismos senadores han bloqueado''.

Inmigrantes indocumentados expresaron un cauteloso optimismo sobre una posible suspensión de las deportaciones.

"Si pasa, sería bueno porque habría menos temor en la comunidad'', dijo Alberto Pérez, un jardinero guatemalteco de 26 años entrevistado el miércoles en el centro comunitario WeCount! en el sur de Miami-Dade.

Activistas a favor de los inmigrantes han exhortado a Obama a tomar acción ejecutiva para detener las deportaciones en vista de la renuencia del Congreso a debatir una reforma migratoria que legalice la situación de algunos o todos los 10.8 millones de indocumentados en el país.

Nora Sándigo, directora ejecutiva del grupo Fraternidad Americana, está organizando una manifestación de niños frente de la Casa Blanca el 28 de julio para exigir el fin de las deportaciones de inmigrantes sin antecedentes.

Sándigo dijo a El Nuevo Herald recientemente que está tratando de que Obama reciba a algunos de los niños que llevarían una petición para suspender las deportaciones.

Los senadores que firman la carta a Obama son Chuck Grassley, de Iowa; Orrin Hatch, de Utah; Jim Bunning, de Kentucky; Saxby Chambliss y Johnny Isakson, de Georgia; Jim Inhofe, de Oklahoma; Thad Cochran, de Mississippi; y David Vitter, de Lousiana.

Los senadores indicaron que entendían que se estaba ejerciendo presión sobre la Casa Blanca para que se otorgara a millones de indocumentados algún género de amnistía. Pero sostuvieron que la rama ejecutiva no debía evadir la autoridad constitucional del congreso para legislar en política migratoria, particularmente en lo relativo a la población ilegal.

  Comments