Nation & World

Acusan a FPL de actividades ilegales

Un grupo de denunciantes internos de Florida Power & Light se quejaron esta semana al jefe de la compañía madre de la misma, alegando que la compañía ocultó información a los reguladores, llevó de forma fraudulenta dos juegos de libros de cuentas, exageró su necesidad de nuevas plantas productoras de electricidad, y "utilizó sus recursos ilegal e impropiamente a expensas de sus clientes''.

En una larga carta de 15 páginas enviada el 15 de junio a Lew Hay, director ejecutivo de NextEra Energy --antiguamente llamada FPL Group--, empleados que no revelaron sus nombres dijeron que, desde febrero, han presentado evidencia de 14 alegaciones criminales a la policía, pero que han visto que los ejecutivos de FPL se niegan a cooperar con los investigadores.

"La administración de FPL está hundiéndonos.

Ustedes cambiaron nuestro nombre corporativo, pero no pueden ocultar lo que está haciendo FPL’’, dice la carta.

El portavoz de FPL, Mark Bubriski, dijo que la compañía ha llevado a cabo dos investigaciones anteriores sobre alegaciones similares, "ninguna de las cuales encontró prueba alguna de actividad ilegal''. El dijo que la carta contiene "más alegaciones sin pruebas ni esencia alguna de conducta fraudulenta o de alguna manera ilegal''.

"La compañía evaluará todas las preocupaciones que se le envíen, pero no tratará como creíbles ni se ocupará de alegaciones que carezcan de pruebas'', dijo Bubriski. La vocera del Departamento de Policía de la Florida (FDLE), Kristen Chernosky, dijo el jueves que la agencia está al tanto de la carta de los denunciantes internos, y que ‘‘nuestra revisión se mantiene activa. No podemos hacer más comentarios sobre esas alegaciones en este momento''.

Los denunciantes internos, quienes dicen contar con miembros de varios departamentos, incluyendo el sindicato, envió la misma carta a la Comisión de Servicios Públicos (PSC), la Comisión de Cambio y Valores y el procurador general.

Ellos afirman que FPL se ha negado a cooperar con FDLE, a quien se pidió que suspendiera su investigación hasta que la firma legal contratada por la compañía, Carlton Fields, completó su pesquisa interna meses atrás.

La compañía anunció la primavera pasada en su informe anual a los accionistas que, debido a que nadie se daba a conocer con esas alegaciones, no se pudo verificar ninguna de ellas. Los denunciantes internos dicen que los empleados no se fían de la gerencia de FPL y temen a la represalia.

El grupo alega que FPL está preparando otra solicitud de aumento de precios, para presentarla en enero del año próximo, cuando la PSC tenga al menos dos comisionados nuevos, y probablemente cuatro.

Los denunciantes internos afirman que la compañía tiene planes para sacar "una enorme campaña multimillonaria de imagen con anuncios por todas partes'', y que "ha aumentado su presencia en los medios de comunicación sociales y blogs, y están tratando de ganarse el favor de la prensa.’’

El verdadero objetivo, alegan ellos, no es una mayor fiabilidad, sino "aumentar los costos para nuestros clientes y recortar nuestros presupuestos'' porque "estamos desesperados para hacer dinero de alguna forma porque no nos aprobaron el aumento de precio''.

FPL solicitó un aumento de $1,300 millones en enero, pero la PSC solamente autorizó $75 millones.

El grupo sigue culpando a ejecutivos específicos: Eric Silagy, vicepresidente de asuntos regulatorios; Tim Fitzpatrick, vicepresidente de comunicaciones; Wade Litchfield, consejero legal; y Armando Olivera, presidente de FPL.

Los denunciantes internos alegan además que la compañía ha llevado dos juegos de libros de cuentas para ocultar algunos gastos a los reguladores, y que se ha mostrado ‘‘poco dispuesto a entregar archivos y documentos'' a FDLE. Y alegan que la motivación de FPL durante la temporada de sesiones legislativas era sospechosa al tratar de conseguir aumento de la generación de poder solar en una legislación que nunca se aprobó.

"Si los costos de la generación de poder solar siguen bajando gracias a la nueva tecnología, entonces ¿por qué construir ahora cuando no nos hace falta? Estamos mintiendo a los medios de prensa prácticamente todos los días''.

Los denunciantes internos sugieren que la compañía puede haber tenido algo que ocultar porque usó blogs de terceros para influir en la opinión pública cuando pedía aumento de precios, mensajes armados "para desacreditar a los comisionados y al gobernador''.

"Si la compañía quiere sincerarse de verdad, entonces pedimos a los directivos de FPL que entreguen todos los e-mails, todas las hojas de cálculo, todos los documentos, todos los archivos, todos los borradores de presupuesto, memos y otros documentos relacionados con nuestra petición de subir los precios en el 2009 y con las solicitudes regulatorias que estamos planeando ahora'', dice la carta. "Si no tenemos nada que ocultar, y ya nos rechazaron el pedido, ¿qué podemos perder? ¿Nuestra credibilidad? Eso ya la perdimos''.

Esta es la tercera carta anónima enviada a los reguladores estatales y otros funcionarios por personas que afirman ser empleados de FPL. Ellos aseguran que sus números están creciendo.

"Cuando les escribimos por primera vez, dijimos que no estábamos furiosos o descontentos'', dijo la carta. "Como se ha hecho poco o nada, y como la gerencia de FPL decidió negarse a cooperar plenamente con el Departamento de Policía de la Florida, estamos ahora más motivados que nunca y seguiremos desenmascarando lo que algunos directivos de esta compañía están llevando a hacer a la misma''. Se puede contactar a Mary Ellen Klas al meklas@MiamiHerald.com.

  Comments