Nation & World

Maradona: polémico e incorregible

JOHANESBURGO- Diego Maradona continúa siendo un hombre polémico. En el fondo de su alma es el chico incorregible del fútbol y prefiere hacer las cosas a su manera.

El sábado último en el Soccer City Stadium cargó y abrazó a Lionel Messi como si fuera un hincha y no su entrenador. Acto seguido se presentó con una manzana a medio comer a la conferencia de prensa.

Contestó a todas las preguntas que le hicieron y estuvo paciente.

Era un Maradona muy diferente al de la clasificación al Mundial, en octubre pasado en Montevideo, cuando invitó a los periodistas luego de derrotar a Uruguay a hacerle un acto lascivo; o a aquel que con la llanta de su auto le pisó el pie a un camarógrafo en la concentración de Ezeiza, en Buenos Aires, hace un mes.

Ahora parece relajado --con esa calma de los volcanes antes de estallar--, pero eso no significa que su lengua se esté quieta. Por eso la emprende contra Pelé y Michel Platini en Sudáfrica. No puede quedarse callado.

"O Rey'' había comentado que Maradona buscó el puesto de técnico porque le hacía falta la plata, en una escaramuza más de la larga lista de intercambios verbales entre ambos. Maradona respondió lacónico: "Pelé que vuelva al museo''.

Platini cuestionó su capacidad para dirigir la selección argentina y Maradona contraatacó: "Todos sabemos cómo son los franceses, y Platini es francés. Cree que es mejor que todos''.

Sus lista de demandas para acomadar a la selección en Sudáfrica, dice mucho de su personalidad. Entre otras cosas, Maradona pidió que:

* Todas las habitaciones estuvieran pintadas de blanco.

* Seis estaciones de Playstations.

* 10 platos diferentes en cada comida.

* 14 ensaladas diferentes en cada comida.

* Helado disponible todo el día (esto, en honor a la verdad, no es nada).

* Remplazo de dos tazas de inodoros en su baño, porque no estaba a la altura de sus parámetros.

* Un bidet con una silla caliente y un sistema de secado.

Su convivencia con los jugadores es muy buena y tiene el respaldo de la figura principal del equipo, Lionel Messi.

"Maradona es uno más del grupo'', afirmó Messi. "Está cerca del jugador, él también lo fue y sabe lo que pasa por nuestras cabezas. Nos brinda total confianza''.

También el técnico se muestra muy entusiasmado en su primer Mundial como entrenador.

"Todo marcha bien'', manifestó Maradona. "El equipo produce jugadas interesantes en ataque y va por el buen camino''.

No siempre Maradona ha ido por el buen camino. Quizás no sea el más grande transgresor en la historia universal de la infamia en el balompié, pero junto con Garrincha, son los únicos que lograron tanto en el fútbol.

El brasileño de las piernas torcidas conquistó dos títulos mundiales (1958, 1962). Luego, frustrado porque su esposa le había dado siete hijas mujeres y ningún varón se involucró con la cantante de bossa nova Elza Soares, se dedicó a la bebida y murió a los 49 años, en 1983, en la más absoluta miseria.

Maradona ha podido, por ahora, salir del infierno de la cocaína y el alcohol. Se hizo una operación al estómago en Colombia y combatió la obesidad y los excesos, que lo habían puesto al borde de un infarto al corazón.

Lo salva su profunda pasión por el fútbol. Su respeto por los aficionados lo expresa en cada ocasión y tiene claro que el apoyo de ellos es un factor determinante para motivar a sus jugadores.

"Ojalá los muchachos puedan meterse el cariño de la gente para seguir rindiendo cada vez mejor'', afirmó Maradona. "Ganamos el primer partido y eso da tranquilidad para seguir. Cuando uno gana le toma el gusto, y hace sentir la necesidad de seguir ganando''.

Con Maradona no se sabe hasta cuándo durarán estos buenos momentos, pues es impredecible. Otros talentos del fútbol acabaron mal o tuvieron caídas profundas.

El irlandés George Best solía decir: "Gasté el 90 por ciento de mi dinero en mujeres, alcohol y autos veloces; el resto lo derroché''. Murió a los 53 años con cirrosis.

El inglés Paul Gascoigne tuvo un accidente de tránsito el domingo. El alcoholismo y la obesidad lo tuvieron al borde de la muerte.

El rumano Adrian Mutu fue separado del Chelsea por dar positivo en cocaína y deberá pagar $20 millones al club en compensación.

El italiano Antonio Cassano (Ita) afirma que "sexo y comida hacen una noche perfecta''. Su entrenador en el AS Roma, Fabio Capello, hoy técnico de Inglaterra, acuñó la expresión "cassanata'' para las metidas de pata.

El holandés Patrick Kluivert abrió su propio club nocturno en Barcelona y llegaba a las prácticas matinales azulgranas con toda la noche encima.

El brasileño Adriano junta cerveza, marihuana y acusaciones de vínculos con el jefe mafioso de la drogas en Río, en una mezcla superexplosiva.

Maradona parece tranquilo... por ahora.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments